BLOGs > Tips de Negocios > Ventajas de emprender tu negocio

Ventajas de emprender tu negocio

8/01/2020 11:24:18 AM

ventajas_de_emprender

Emprender un negocio siempre será complicado por todo lo que envuelve, desde la idea o plan, hasta el momento o temporada que decidas lanzarte. En el camino encontrarás personas que no creerán en tu proyecto, que lo vean como una mala idea, te muestren miles de desventajas e intentarán persuadirte que lo mejor es seguir empleado, con estabilidad y seguridad en sueldos, prestaciones y un trabajo.

Usualmente, las personas tienen una percepción equivocada de lo que es ser empresario o emprendedor: si dices ser lo primero te tacharán de presumido, y si dices la segunda lo verán como un sinónimo de desempleado; de ti depende que te afecte o demuestres lo contrario para que vean lo importante que es ser emprendedor en México.

Todo esto lo encontrarás en tu camino, pero como comentamos unas líneas arriba, de ti depende tomarlas o demostrar lo contrario, así que si estás dudando de qué tan buena idea es emprender tu propio negocio, aquí te damos algunas ventajas de emprender para comenzar a ofrecer tu propio producto o servicio.

Mejora tu economía

Para iniciar, hablemos de lo que hace pensar a todos: el aspecto económico. Es verdad que en un inicio, si eres un buen administrador, no tendrás problemas de ganancias pero no verás muchas. Incluso, deberás aprender a vivir con lo que tienes porque el proceso es largo y tardado, pero el futuro te dará muchos resultados.

Así que cuando inicies un negocio, ve esto como una inversión a largo plazo; mientras más tiempo pase, más ganancias obtendrás.

Ser emprendedor te da dos entradas de dinero: tu sueldo como trabajador de tu propia empresa y las utilidades que generes.

No olvides que cuando comiences a tener utilidades, siempre deben ser pensadas para reinvertirse, sin embargo, llegarás a un punto en el que tengas suficiente dinero que te permitirá cubrir necesidades personales y poco a poco, brindarte una mejor calidad de vida. Así  que si estás buscando mejorar tu estilo de vida (en el aspecto económico) tienes una gran oportunidad a la hora de lanzar tu propio negocio.

Libertad de tiempo

Quizá una de las ventajas más grandes que tengas a la hora de tener emprender tu negocio es la de disponer de tu tiempo, tú sabes cuánto tiempo le vas a dedicar a ciertas cosas. No hay una política estricta que dicte tu horario de entrada y salida, la cantidad de vacaciones que tienes y si te descontarán por llegar tarde. Eso no existe a la hora de ser tu propio jefe.

Sin embargo, seamos sinceros, al principio de tu emprendimiento te tomará todo el día y todos los días estar en tu negocio, porque debes establecer un buen trabajo, los mejores procedimientos y una gran estrategia. Una vez que los tengas, ahora sí es momento de tus propios tiempos.

Verás que a mediano plazo tendrás la posibilidad de mover tu agenda como consideres conveniente, tus juntas serán a la hora que establezcas y podrás apartar días especiales para tu familia como cumpleaños, eventos importantes e incluso sesiones de descanso para ti. Esto será una recompensa de todo el trabajo duro que realices durante mucho tiempo, verás que llegarán cuando más lo necesites.

Responsabilidad y compromiso

Es una ventaja, porque de ti dependerá si tu empresa crece, se expande y da empleos. Las responsabilidades de tus acciones se ven reflejadas en lo que acabamos de comentar, en comparación con ser un empleado, en donde muchas veces ni siquiera conoces el resultado de tus esfuerzos.

Como dueño de tu empresa, cada decisión es una responsabilidad y compromiso, ya no solo contigo, también con tus empleados, socios y hasta proveedores para que a todos les vaya increíble. Te puede intimidar, pero verás que los buenos resultados serán reconfortantes para ti y todos los que te rodean.  

No olvides que cuando eres empresario hay personas que dependen de ti, así que siempre piensa que cada acción que realices tiene consecuencias para más personas. No es ponerte presión, sino que veas que este compromiso y gracias a la empresa que fundaste, estás dando de comer a muchas familias y eso tiene un valor muy importante que va más allá del dinero.

Ser tu propio jefe

Al ser tú el jefe, serás el encargado de designar las tareas que se tienen que hacer y las decisiones importantes pasarán por ti, tú establecerás qué herramientas son las que más te convienen para tu negocio (desde software y hardware, pasando por mostradores, estantes e incluso tu TPV) y cuáles están fuera de tu alcance. Es importante que sepas que un buen negocio tiene encargados de diferentes áreas para tomar decisiones y dirigir esa parte.

Compromiso_de_emprender

Esto lo debes tener en mente, porque aunque quieras, tú no eres experto en todo y cada uno de los aspectos que envuelve tu negocio. Imagina que no sabes nada de contabilidad y decides que es buen momento para endeudarte, quizá esa decisión pueda traer problemas. En empresas más grandes lo que existe son consejos directivo o de administración para que puedan tomar mejores decisiones en conjunto.

En tu caso, te puedes apoyar de expertos, socios o consejeros que te ayudarán a tomar las mejores decisiones para tu negocio. Recuerda que tú no eres experto e intentar participar en todas las decisiones, puede no ser una gran idea. Pero sí es indispensable que estés enterado de todo lo que suceda y las decisiones que se tomen, además de conocer el por qué de ellas.

Te ayuda a cumplir tus sueños

Quizá el principal motivador de tu emprendimiento es un sueño y verlo realizado o recorrer el camino para verlo realizado es algo que todos los días te debe de motivar. De esta manera, trabajar y dedicarle tanto tiempo, es el motivador principal para ver materializado todo tu esfuerzo en la empresa.

La autorrealización profesional, cuando cumples acciones, cuando volteas atrás al pasado y te acuerdas de esa pequeña empresa que fundaste se ha convertido en el sustento de tu familia y la de tus trabajadores. Entonces es cuando te das cuenta que cumpliste tu sueño, estás en el camino correcto y eso tiene un valor profesional que todo el dinero del mundo.

No olvides que ser emprendedor requiere de mucha disciplina, esfuerzo y talento. Así que no te desanimes con el primer obstáculo, siempre existirán en todo tu camino, pero un gran emprendedor es aquel que resuelve sus problemas y los enfrenta tomando las mejores decisiones.

Por Efrén Pineda

Suscríbete a nuestro newsletter

0 COMENTARIOS