Promociones Clip móvil

Home

>

Tecnología

>

¿Qué es el ecommerce y para qué sirve?

¿Qué es el ecommerce y para qué sirve?

¿Qué es el ecommerce y para qué sirve?

foto del autor del articulo
Efrén Pineda
clip logo
Clip

La Terminal de Pago para ti

Clip Total

Clip Total

Lector Premium

$1,599.00

$4,499.00

Hasta 12 Meses Sin Intereses de $134.00

4.9

★★★★★

Envío gratis

Todo un punto de venta en la palma de tu mano, con internet gratis e impresora de recibos.

Clip Pro 2

Clip Pro 2

$899.00

$2,999.00

6 Meses Sin Intereses de $150.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Terminal portátil con funcionamiento autónomo e internet ilimitado gratis.

Clip Plus 2

Clip Plus 2

Más vendido

$129.00

$499.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Lector Bluetooth con batería repotenciada para más ventas.

Si bien tiene años que se creó, muchas personas siguen investigando sobre el comercio electrónico, las ventajas que tiene y cómo implementar una tienda en línea para su negocio. En esta entrada te explicaremos cada uno de estos temas y algunos más que te servirán para adentrarte por completo en el mundo del ecommerce.

¿Qué es el ecommerce?

El comercio electrónico o ecommerce es un término que designa cualquier tipo de negocio o transacción comercial que implique la transferencia de información a través de Internet. Abarca distintos tipos de negocios, desde sitios de venta al por menor basados en el consumidor, pasando por sitios de subastas o música, hasta intercambios comerciales de bienes y servicios entre empresas. 

El ecommerce permite a los consumidores intercambiar de forma digital bienes y servicios sin barreras de tiempo o distancia, lo que ha permitido su crecimiento en los últimos años y se prevé que los límites entre el comercio "convencional" y el "electrónico" serán cada vez más difusos a medida que más y más empresas trasladen secciones de sus operaciones a internet.

Un poco de historia: de acuerdo a diversas páginas, la primera venta online sucedió en agosto de 1994, cuando un tipo vendió a su amigo un CD de Sting en su sitio NetMarket, una plataforma de ventas.

En la actualidad, el ecommerce es una de las motivaciones del internet, se espera que de 2020 a 2027 el mercado crezca 14.7% y según Statista, se proyecta que su crecimiento en ventas llegue a 8.1 trillones de dólares para 2026.

Ventajas del ecommerce

El comercio electrónico tiene muchas ventajas, por eso se ha hecho tan popular en los últimos años, pero podríamos destacar algunas como que los compradores pueden realizar sus compras desde la comodidad de su hogar, por lo que evitan aglomeraciones, traslados y hasta gastos extra.

Además, el comprador tiene más variedad de elegir, pues no está limitado al stock de la tienda, pues puede navegar entre diversos negocios de todo el mundo. Otra ventaja es que se pueden encontrar precios más bajos, ya que es más económico tener una tienda en línea que una física; entre otras ventajas, facilita la comparación de ofertas ya que el comprador puede consultar productos similares y comparar sus precios.

Podemos decir que una ventaja es que los clientes pueden conocer las opiniones de otros compradores, por lo que las compras las hacen más “cómodas”, ya que puedes tomar mejores decisiones a la hora de comprar, además de facilitar las compras porque se pueden realizar en cualquier momento y lugar.

Además, con los avances tecnológicos ahora los consumidores cuentan con más de una opción para realizar pagos en línea como son pagos con tarjeta mediante pasarelas de pago, link de pago, transferencias o hasta la posibilidad de hacer depósitos de efectivo en tiendas de autoservicio.

Desventajas del comercio electrónico

Entre las principales desventajas del comercio electrónico es que aún existen miles de personas que desconfían para realizar compras en línea, los motivos son muchos, pero el principal es que sienten que sus datos pueden ser robados, ya sea información personal o financiera.

Muchas veces no se debe a las plataformas de ecommerce, sino a un descuido del comprador que ingresa los datos de su tarjeta en un sitio sin verificarlo antes. Así que antes de comprar una buena idea es tener conciencia de lo que se está haciendo en línea.

Más allá de las estafas, robos de identidad o de dinero, hay algunas desventajas más del comercio electrónico como los gastos de envío. Si bien compras desde tu casa, el artículo tiene que llegar a tu hogar, por lo cual deberás pagar una cuota extra (lo que desmotiva la compra) y ese “ahorro” ya no lo parece tanto.

En el caso de la compra de artículos, existe la limitante de que no se pueden conocer por adelantado y usualmente las fotos que se toman no reflejan la realidad al 100% del producto; por ejemplo, en el caso de ropa de una marca que no se conoce, los clientes no se pueden probar la prenda o con cualquier otro, no lo tocan o sienten la calidad de las cosas.

¿Qué tipos de ecommerce existen?

El ecommerce funciona igual en todas partes: ves el producto, lo agregas al carrito de compra, ingresas los datos de tu forma de pago y listo, es así de simple, pero cuando hablamos de tipos de tiendas en línea, nos referimos a los modelos de venta y es importante que les conozca.

1. Modelo B2B

El ecommerce B2B (Business to Business o Negocio a Negocio en español) es cuando las empresas venden productos o servicios a otras empresas. Este modelo es muy específico y usualmente lo necesitan las empresas grandes, pero no siempre. Un buen ejemplo es una tienda mayorista de artículos de oficina que vende a negocios locales sus artículos.

2. Modelo B2C

Este modelo de ecommerce B2C (Business to Customer) es el más común, pues significa Negocio a consumidor, y es donde las empresas venden productos o servicios directamente a los consumidores.

Este es el tipo de ecommerce al que la mayoría de la gente está acostumbrada, casi todos lo hemos utilizado y un ejemplo podría ser cuando estás por comprar una terminal en la página de clip.mx.

3. Modelo C2C

El comercio electrónico C2C, en inglés customer to customer, (conocido en español como consumidor a consumidor) se produce cuando los consumidores venden productos o servicios a otros consumidores. 

Este tipo de tiendas en línea están tomando fuerza (la pandemia nos puso a todos a crear cosas), las plataformas más conocidas dedicadas a esto son Airbnb, en donde rentas tu casa o un cuarto y Etsy, en donde cualquiera puede vender artículos hechos por tí (DYU).

4. Modelo C2B

El comercio electrónico C2B, en inglés como Customer to Business, (Consumidor a Negocio) se da cuando los consumidores venden productos o servicios a las empresas. Quizá suene un poco extraño, pero cada vez son más las empresas que lo solicitan.

Un ejemplo de esto sería un escritor freelance vendiendo un artículo a un sitio web o vendiendo sus servicios en una plataforma como Workhana.

Ahora que ya conoces los cuatro principales modelos de ecommerce, podrás decidir cuál se adapta más al producto o servicio que estás pensando vender en línea. Eso sí, esta decisión depende de varios factores, desde los productos que vendes hasta la naturaleza de tu base de clientes.

El comercio electrónico puede adoptar diversas formas que implican diferentes relaciones transaccionales entre empresas y consumidores, así como diferentes objetos que se intercambian como parte de estas transacciones.

¿Qué puedes vender en un ecommerce?

El ecommerce trajo consigo algunas nuevas formas de venta, si bien adaptó unas que ya existían, creó otras que de otra manera no se podrían llevar a cabo. A continuación te damos una lista de la forma de ventas que puedes implementar en un ecommerce.

La clásica venta al por menor en donde se vende un producto por parte de una empresa directamente al cliente, sin intermediarios.

También se puede llevar a cabo la venta al por mayor, en donde a menudo un minorista compra para luego vender directamente a los consumidores. 

La venta de productos físicos, se refiere a cualquier bien tangible que requiere reponer inventario y enviar físicamente los pedidos a los clientes a medida que se realizan las ventas.

La venta de servicios, en donde se ofrece una habilidad o conjunto de habilidades proporcionadas a cambio de una compensación. El tiempo del proveedor de servicios puede adquirirse a cambio de una remuneración.

Estas son las formas más tradicionales de vender, que ya existían en el ecommerce, sin embargo, las plataformas digitales trajeron otras formas de ventas.

Con la llegada de los ecommerce, nació el dropshipping, que es la venta de un producto, que es fabricado y enviado al consumidor por un tercero.

También surgió el crowdfunding, en el cual se realiza la recaudación de dinero de los consumidores antes de que un producto esté disponible, con el fin de reunir el capital inicial necesario para salir al mercado.

Modelos de suscripción, que es la compra recurrente automática de un producto o servicio de forma regular hasta que el suscriptor decide cancelarla. Si bien, esto ya existía, con las herramientas digitales se pudo convertir en un modelo de negocio.

Finalmente, el ecommerce trajo consigo la venta de productos digitales, en donde el consumidor puede obtener bienes digitales descargables, plantillas, cursos, o medios que deben ser comprados para su consumo o licenciados para su uso.

Seguridad en el ecommerce

El comercio electrónico ha crecido exponencialmente, sin embargo, aún enfrenta retos que debe superar. Sin importar que sea pequeño o grande, los retos más grandes son:

Ciberseguridad. Hay una gran cantidad de información y datos que están involucrados en el comercio electrónico. Es importante tener en cuenta que un problema técnico que afecte a estos datos puede generar graves consecuencias para las operaciones diarias del minorista, así como perjudicar la imagen de marca.

Por tanto, es fundamental garantizar la integridad y seguridad de los datos en todo momento para evitar cualquier tipo de impacto negativo en el negocio. No olvides considerar las siguientes medidas para lograrlo: utiliza un certificado SSL para cifrar la información de los clientes, implementa una política de privacidad clara y transparente.

Otras opciones que están de tu lado es ofrecer opciones seguras de pago, como pasarelas de pago confiables, mantener actualizado el software y los sistemas de seguridad para proteger los datos de los clientes; finalmente, podrías darte a la tarea de educar a tus clientes sobre cómo proteger su información personal y fomenta contraseñas seguras.

Recuerda que la confianza de los clientes es clave para el éxito de tu negocio en línea.

Atraer al cliente perfecto. Hoy en día, los compradores tienen un sinfín de opciones para elegir, así que si los compradores tienen varias opciones, ¿cómo puedes asegurarte de que te elijan? ¿Cómo encontrar a ese cliente perfecto? Una forma de hacerlo es haciendo hincapié en tu propuesta de valor única. Por ello destaca lo que te diferencia y por qué los clientes deberían elegirte. Además, asegúrate de utilizar métodos de marketing específicos, como la optimización de motores de búsqueda (SEO) y las campañas de pago por clic (PPC), para que los clientes potenciales puedan encontrarte fácilmente en internet.

Experiencia del cliente. La experiencia del cliente es clave para el éxito de un ecommerce. Los compradores esperan una experiencia similar, si no igual, a la que tendrían en una tienda física. La fluidez del sitio web, su segmentación y la personalización de los productos en función de las preferencias del comprador son imprescindibles. 

Fidelización de clientes. He aquí dos hechos que demuestran la importancia de la fidelidad del cliente: puede costar hasta 5 veces más adquirir un nuevo cliente que retener a uno existente y la tasa de éxito de la venta a un cliente actual es del 6070% en comparación con sólo el 520% de éxito de la venta a un nuevo cliente.

Estos dos datos demuestran la importancia de la fidelización de los clientes. Una vez que un cliente realiza una compra o utiliza un servicio de un minorista, éste tiene que asegurarse de conservarlo de por vida. Pero, ¿cómo es posible?

Otro reto del ecommerce es convertir a los visitantes en clientes de pago. Un sitio web de comercio electrónico puede tener mucho tráfico, muchos clics e impresiones, pero no está realizando las ventas que esperaba. ¿Qué pueden hacer para conseguir más ventas?

El precio y envío es un reto, pues hemos oído hablar de clientes que prefieren comprar productos en lugares con gastos de envío gratuitos. Los gigantes del comercio electrónico como Amazon ofrecen ofertas de envío tan atractivas que los clientes rara vez quieren buscar en otros sitios. 

Finalmente y un tema que a muchos tiene pendientes es el darte de alta ante el SAT como parte del régimen de actividades empresariales con ingresos a través de plataformas tecnológicas. Ya que debes de cubrir porcentajes fijos del 1, 2.1 y 4% por concepto de ISR, pero en caso de no estar dado de alta, tendrás que pagar hasta el 20% por este concepto.

¿Qué tecnología y socios son adecuados? Esta elección puede ser decisiva para tu negocio. El crecimiento de un ecommerce puede verse frenado porque su tecnología le está limitando o porque ha contratado a la agencia equivocada para que le ayude a gestionar sus proyectos. 

Esperamos que esta información te ayude a lanzar tu tienda en línea.