Promociones Clip móvil

Home

>

Tips para negocios

>

Cómo migrar del ahorro informal al formal

Cómo migrar del ahorro informal al formal

Cómo migrar del ahorro informal al formal

foto del autor del articulo
Efrén Pineda
clip logo
Clip

La Terminal de Pago para ti

Clip Total

Clip Total

Lector Premium

$1,999.00

$4,499.00

Hasta 18 Meses Sin Intereses de $112.00

4.9

★★★★★

Envío gratis

Todo un punto de venta en la palma de tu mano, con internet gratis e impresora de recibos.

Clip Pro 2

Clip Pro 2

$1,599.00

$2,999.00

12 Meses Sin Intereses de $134.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Terminal portátil con funcionamiento autónomo e internet ilimitado gratis.

Clip Plus 2

Clip Plus 2

Más vendido

$199.00

$449.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Lector Bluetooth con batería repotenciada para más ventas.

¿Eres propietario de una pequeña empresa y buscas formas de salvaguardar tus beneficios? Ahorrar dinero es esencial para mantener la estabilidad financiera de tu empresa, y existen muchas opciones inteligentes para los empresarios.

Desde el ahorro formal, como las cuentas de jubilación, hasta enfoques informales, como el recorte de gastos, conoce los distintos métodos de ahorro para que puedas elegir el que mejor se adapte a tu negocio. Sigue leyendo para descubrir cómo puedes ahorrar de forma eficaz mientras diriges una pequeña empresa próspera.

¿Qué es el ahorro?

El ahorro es el acto de reservar una parte de los ingresos presentes para su utilización en el futuro. Es una práctica financiera vital que ayuda a las personas y a las empresas a prepararse para posibles necesidades o emergencias futuras. Además de brindar una red de seguridad financiera, el ahorro también puede ser una herramienta efectiva para alcanzar metas a largo plazo, como la jubilación, la educación de los hijos o la compra de una casa.

En un contexto empresarial, el ahorro puede ayudar a una empresa a acumular fondos para la expansión, para hacer frente a imprevistos o para invertir en nuevas oportunidades de crecimiento. En resumen, el ahorro es una estrategia financiera esencial que proporciona seguridad, oportunidades de crecimiento y una mayor capacidad para manejar imprevistos financieros.

En México de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2021, 41.1 millones de personas de 18 a 70 años tenían al menos una cuenta de ahorro formal (cuenta bancaria o en institución financiera), cifra que representa 49.1% de la población en ese rango de edad.

Comparada con la ENIF anterior (2018), este dato fue de 47.1 por ciento, es decir que más personas tienen una cuenta de ahorro. Eso sí, en 2021 fueron más los hombres que tienen una cuenta, con un 56.4% del total contra 42.6% por parte de las mujeres.

Por otra parte, la encuesta también revela que 30% de los hombres y mujeres que viven en México no ahorran dinero. Entre las principales razones se encuentran la falta de ingresos suficientes, el alto costo de vida y la necesidad de cubrir gastos inmediatos.

¿Qué es el ahorro formal?

El ahorro formal se refiere a cualquier tipo de ahorro que se realiza en una institución financiera regulada, como un banco o una cooperativa de crédito. Este tipo de ahorro ofrece mayores niveles de seguridad y protección para los fondos depositados, ya que están respaldados por el gobierno y están sujetos a regulaciones y supervisión. Además, el ahorro formal también suele ofrecer tasas de interés más altas que el ahorro informal.

¿Qué es el ahorro informal?

El ahorro informal se refiere a cualquier tipo de ahorro que no está sujeto a regulaciones o supervisión gubernamental. Esto incluye el ahorro en efectivo, como guardar dinero debajo del colchón o en una alcancía, las famosas tandas y el ahorro en bienes tangibles, como joyas o propiedades. Aunque el ahorro informal puede ofrecer cierta flexibilidad y facilidad de acceso, también conlleva mayores riesgos y menor rendimiento en comparación con el ahorro formal.

En México, muchos empresarios recurren al ahorro informal como una forma de proteger sus ganancias. Sin embargo, este enfoque puede limitar su capacidad para expandir o invertir en oportunidades de crecimiento. Por lo tanto, es importante considerar ambas opciones y encontrar un equilibrio que se adapte a las necesidades financieras de su empresa.

Cambia del ahorro informal al formal

Como ves, una buena idea es cambiar del ahorro informal al formal; sin embargo, no solo es tomar la decisión, requieres de pequeños pasos para poder migrar. Aquí te decimos cómo hacerlo.

  1. Identifica el monto de ahorro que actualmente mantienes de manera informal. Esto te permitirá tener una idea clara de cuánto puedes transferir a un sistema de ahorro formal y establecer metas realistas.
  2. Investiga las diferentes opciones de ahorro formal disponibles. Existen opciones como cuentas de ahorro empresariales, productos de inversión, fondos de pensiones y otros instrumentos financieros.
    Al hacerlo, considera factores como las tasas de interés ofrecidas, los términos y condiciones, los cargos por servicio, la reputación de la institución financiera y la protección del gobierno. Cuanto más informado estés, mejor podrás tomar decisiones acertadas.
  3. Una vez que hayas evaluado tus opciones, es hora de abrir una cuenta en la institución financiera seleccionada. Puedes hacerlo visitando una sucursal o, en muchos casos, a través de plataformas en línea. Generalmente, se te solicitará proporcionar algunos documentos y detalles de tu empresa para completar el proceso de apertura.
  4. Finalmente, una vez que hayas abierto tu cuenta, comienza a transferir gradualmente tus ahorros informales a esta cuenta. Es importante hacerlo de manera sistemática y planificada para evitar perturbar tus necesidades financieras inmediatas. Establece un plan de ahorro que se ajuste a tus posibilidades y objetivos, y sigue con disciplina.

Recuerda que el cambio a un sistema de ahorro formal puede ofrecer mayores rendimientos, más seguridad y más oportunidades para que tu negocio crezca en el futuro. No obstante, este proceso requiere de una planificación cuidadosa, paciencia y tomar decisiones informadas.

Con el tiempo, podrás disfrutar de los beneficios de tener tus ahorros en un sistema formal y estar mejor preparado para enfrentar cualquier eventualidad financiera.

Consejos para la transición al ahorro formal

La transición del ahorro informal al formal puede ser un desafío, pero estos consejos pueden facilitar el proceso:

  • Asesórate correctamente: Si tienes dudas, busca asesoramiento financiero profesional. Un asesor puede guiarte a través del proceso y ayudarte a tomar las mejores decisiones según tus objetivos y necesidades.
  • Establece metas claras: Tener objetivos de ahorro claros puede mantenerte motivado y enfocado en tu camino hacia el ahorro formal.
  • Mantén la disciplina: Recuerda, el ahorro es una carrera de fondo, no un sprint. Mantén la consistencia en tus aportaciones y no te desesperes si no ves resultados inmediatos.

Recuerda que la clave está en informarte, tomar decisiones cuidadosas y ser constante. Con tiempo y disciplina, la transición al ahorro formal puede generarte grandes beneficios a largo plazo.

¿Cómo puedes ahorrar en tu negocio?

Ahora que tienes una mejor comprensión del ahorro formal y el informal, aquí hay algunos consejos para ayudarte a ahorrar dinero en tu negocio:

  • Establece un presupuesto: Tener un presupuesto claro y realista puede ayudarte a controlar tus gastos y limitar cualquier derroche innecesario.
  • Negocia con proveedores: Siempre es una buena idea negociar precios con tus proveedores. Puedes obtener descuentos o mejores condiciones de pago al comprar en grandes cantidades o al realizar pagos anticipados.
  • Considera el ahorro en línea: Las cuentas de ahorro en línea tienden a ofrecer tasas de interés más altas que las cuentas tradicionales. Si estás dispuesto a renunciar a la conveniencia del acceso físico al dinero, puedes considerar esta opción para aumentar el rendimiento.
  • Automatiza tu ahorro: Establecer transferencias automáticas de fondos a una cuenta de ahorros puede ayudarte a ahorrar sin esfuerzo y evitar gastar más de lo previsto.
  • Sé creativo con tus gastos: Busca maneras de reducir costos en áreas no esenciales, como alquilar un espacio de trabajo compartido en lugar de una oficina privada o usar software gratuito en lugar de pagar por soluciones costosas.

Pequeños ahorros pueden acumularse y hacer una gran diferencia a largo plazo. Recuerda que cada empresa es única y lo que funciona para una puede no funcionar para otra. Examina tus gastos y busca formas de reducirlos sin comprometer la calidad o el crecimiento de tu negocio. Con un poco de esfuerzo, puedes encontrar maneras de ahorrar y mejorar la salud financiera de tu empresa.

El ahorro es una parte crucial de cualquier estrategia financiera, ya sea para una persona o para una empresa. En México, el ahorro informal ha sido durante mucho tiempo la opción preferida para muchos empresarios debido a su flexibilidad y facilidad de acceso. Sin embargo, migrar hacia un sistema de ahorro formal puede ofrecer mayores beneficios y oportunidades para el crecimiento.

Al seguir los pasos adecuados y mantener la disciplina, puedes hacer una transición exitosa al ahorro formal y mejorar la salud financiera de tu negocio en el proceso.  En última instancia, la clave para un ahorro exitoso es la planificación e información adecuadas.