Promociones Clip móvil

Home

>

Tecnología

>

¿Puedo vender por correo electrónico?

¿Puedo vender por correo electrónico?

¿Puedo vender por correo electrónico?

foto del autor del articulo
Efrén Pineda
clip logo
Clip

La Terminal de Pago para ti

Clip Plus 2

Clip Plus 2

Más vendido

$199.00

$449.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Lector Bluetooth con batería repotenciada para más ventas.

Clip Pro 2

Clip Pro 2

$1,599.00

$2,999.00

12 Meses Sin Intereses de $134.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Terminal portátil con funcionamiento autónomo e internet ilimitado gratis.

Clip Total

Clip Total

Lector Premium

$1,999.00

$4,499.00

Hasta 18 Meses Sin Intereses de $112.00

4.9

★★★★★

Envío gratis

Todo un punto de venta en la palma de tu mano, con internet gratis e impresora de recibos.

Sí, puedes vender productos o servicios por correo electrónico, de hecho es una práctica común conocida como marketing por correo electrónico y es una gran herramienta para conectar con clientes y compradores potenciales. 

Puedes utilizar los correos electrónicos para promocionar próximas ventas, nuevos productos, descuentos y mucho más. Además, puedes agregar enlaces en tus correos electrónicos que dirijan a los destinatarios a tu sitio web, tienda en línea o comprar directamente. 

¿Qué tan efectivo es el email marketing?

El email marketing puede fortalecer la relación con los clientes potenciales, crear deseo, ofrecer contenido relevante y generar una sensación de exclusividad. Todo esto se logra al combinar mensajes poderosos y asertivos.

Al utilizar estratégicamente el email marketing, se puede establecer una comunicación directa y personalizada con los clientes potenciales. Mediante el envío de contenido relevante y atractivo, se puede despertar el interés y el deseo en los productos o servicios ofrecidos. 

Además, puede crear una sensación de exclusividad ofreciendo promociones especiales o descuentos sólo disponibles para quienes formen parte de su lista de correo electrónico. Esto incentivará a la gente a unirse y aumentará las posibilidades de que le compren algo en el futuro. En última instancia, esto aumenta la fidelidad de los clientes y refuerza el reconocimiento de la marca.

En resumen, el email marketing a través de un embudo de ventas es una estrategia efectiva para fortalecer la relación con los clientes potenciales, crear deseo, ofrecer contenido relevante y generar una sensación de exclusividad.  Según Statista, el número de usuarios de correo electrónico a nivel mundial ha alcanzado los 4 mil millones y se espera que aumente a 4.6 mil millones para 2025.

¿Cómo vender tu producto por correo?

Es importante que tengas muy en claro que el contenido de tus correos electrónicos debe estar completamente enfocado en tus clientes y en las soluciones que tu negocio puede ofrecerles.

Para comenzar a ofrecer tus productos o servicios por correo electrónico, necesitas ofrecer una propuesta de valor y demostrar que no recibirán correos en vano. Así que los mensajes que envíes, no pueden ser superficiales, debes tener en mente un contenido sólido que resuelva preguntas como ¿por qué un usuario elegiría hacer negocios contigo?, y explique ¿qué beneficio ofrece tu oferta que sea relevante para los clientes?

Una vez que tengas un plan claro para el contenido de tus correos electrónicos, debes centrarte en optimizarlos y personalizarlos. Para ello, segmenta y dirígete a grupos específicos de clientes en función de sus preferencias o intereses. También, asegúrate de utilizar elementos visuales eficaces, ya que pueden ayudar a despertar el interés por tu mensaje. 

Por último, controla métricas como la tasa de apertura, el número de clics, el tiempo que leyeron el correo y demás datos que te ayudará a realizar un seguimiento del rendimiento de tus correos electrónicos y realizar los ajustes necesarios. De este modo, te aseguras de que el contenido se adapta mejor a las necesidades de los clientes.

Siguiendo estos consejos, podrás crear una estratégia de email marketing convincente y eficaz que mejorará la participación de los clientes y aumentará las tasas de conversión de tu empresa.

¿Cómo se redacta un mail para vender?

En papel todo suena simple y rápido, pero crear un mail que atraiga no es tarea fácil. Hemos hablado de los temas que debes tocar pero es momento de desglosar un poco de la importancia de cada parte del mail y cómo puedes hacerlos tan buenos como tu mejor vendedor.

El asunto, ¿cómo escribir un asunto que atrape?

El asunto es lo primero que los lectores ven en su bandeja de entrada, y es lo primero que les atraerá a abrir o no pelar tu correo electrónico. Por ello, debe ser algo que atrape la atención del lector, suena simple, pero no es fácil de hacer entre tanto contenido de internet.

Eso sí, que cautive no significa que tienes que exagerar, es importante no mentir para no decepcionar porque puede ser peor. Piensa en puntos clave que mejor resuman lo que quieres comunicar en el mensaje.

Algunos consejos útiles que puedes implementar al crear un asunto relevante son los siguientes:

- Personaliza con el nombre del usuario.

- Sé breve y directo.

- Atrae con una primera línea cautivadora.

- Añade emojis para darle vida.

- Incorpora cifras y datos numéricos.

- Genera intriga con preguntas o datos sin revelar por completo.

- Aprovecha la escasez para resaltar beneficios exclusivos.

Recuerda, el asunto debe ser pegadizo, claro y conciso (máximo 50 caracteres). 

Envía contenido relevante

Antes de ponerte a escribir, es importante comprender a tu público objetivo, entender sus problemas, necesidades e intereses. Una vez que tengas claro a quién le vas a escribir, es momento de redactar correos breves y concisos; tu lector tiene poco tiempo, es tú tarea atraparlo con un mensaje fácil de entender.

En tu mensaje no te limites a describir tu producto o servicio. Habla sobre los beneficios y muestra a tus lectores cómo les ayudará en su vida. Para ser más creíble, puedes comenzar a incluir testimonios, contar historias a través de ellos y hacer tu mensaje memorable.

Finalmente, crea una llamada a la acción clara, es decir si quieres que compre dícelo, si buscas una descarga avísalo. No olvides que por muy bueno que sea tu mensaje, si carece de claridad y franqueza no conseguirás los resultados que buscas. Por lo tanto, se conciso y asegúrate de que tu texto aporta un valor real. Mucha suerte.

Mide y mejora tus correos electrónicos

El seguimiento y análisis de tus resultados de correo electrónico es esencial para entender cómo tu audiencia interactúa con tus emails, de esta manera puedes entender qué funciona y qué necesita mejorarse.

Para comenzar es necesario que tu plataforma de email marketing permita dar seguimiento a tus correos, así podrás conocer cuántas personas abren tus envíos, cuántas personas los recibieron, si hacen clic en los enlaces, se dan de baja y cualquier otra métrica que te pueda dar un panorama más claro de qué funciona y qué debes cambiar.

Ahora, es momento de medir. Una de las primeras métricas a considerar es la tasa de apertura, que es el porcentaje de destinatarios que abren tu correo electrónico. Esto puede ayudarte a entender cuán efectivas son tus líneas de asunto.

Otra métrica de la que puedes llevar registro es la tasa de clics o CTR, el cual señala el porcentaje de destinatarios que hacen clic en los enlaces de tu correo electrónico. Una tasa de clics alta generalmente indica que tu contenido es relevante y atractivo para tus lectores.

El porcentaje de destinatarios que realizan la acción deseada después de abrir tu correo electrónico (por ejemplo, comprar un producto, registrarse en un seminario web, etc.) es conocido como tasa de conversión y esta quizá es de las más importantes porque refleja el objetivo final de un correo electrónico enviado.

Finalmente, un dato que puedes revisar y tomar en cuenta es la tasa de rebote, que es el porcentaje de correos electrónicos que no se pueden entregar. Tener una tasa de rebote alta puede indicar problemas con tu lista de correo electrónico, como direcciones de correo electrónico no válidas o inactivas, por lo que es necesario que siempre estés limpiando tus bases de datos.

Realiza pruebas A/B

Las pruebas A/B son la opción que tienen algunas plataformas de email para mandar un mismo correo pero de dos versiones distintas. La idea es que la plataforma identifique en un público meta cuál tiene mayor tasa de apertura o conversión y ese es el que finalmente se envía.

Con toda la información obtenida, puedes comenzar con las pruebas. Es momento de mover las líneas de asunto, las imágenes y las llamadas a la acción de los correos electrónicos para determinar con qué interactúan mejor los destinatarios. Recuerda que una buena práctica es que cada prueba tenga un cambio puntual para entender qué mejora se obtiene con el cambio.

Estos datos pueden servir de base para futuras campañas de correo electrónico, de modo que puedas crear los mensajes más impactantes y exitosos para tu audiencia. Por último, realiza un seguimiento de la actividad de cada segmento de la lista de correo para ver qué tipo de contenido resuena con los distintos tipos de destinatarios y medir también la eficacia.

Analiza y ajusta tu estrategia

Basándote en tus resultados, puedes hacer ajustes a tu estrategia de correo electrónico para mejorar tus tasas de apertura, clics y conversión. Con este ejercicio puedes descubrir los segmentos que responden mejor a los mensajes, ofertas y así ajustar tus correos electrónicos. 

Prueba diferentes formatos, así como líneas de asunto, longitud del texto y tipo de contenido. Desde aquel que solo es para mandar imágenes y por qué no pensar hasta en mail que tengan un link de compra, como los que ofrece Clip en sus Pagos Digitales.

Todas estas pruebas también te pueden ayudar a entender los mejores horarios de envío, ¿en qué hora se abren con más frecuencia?. Recuerda, lo que funciona para una audiencia puede no funcionar para otra, por lo que es importante realizar seguimientos y análisis regularmente para mantener tus correos electrónicos optimizados y relevantes para tus destinatarios.