Promociones Clip móvil

Home

>

Tips para negocios

>

¿Mi negocio necesita una cuenta bancaria?

¿Mi negocio necesita una cuenta bancaria?

¿Mi negocio necesita una cuenta bancaria?

foto del autor del articulo
Efrén Pineda
clip logo
Clip

La Terminal de Pago para ti

Clip Total

Clip Total

Lector Premium

$1,999.00

$4,499.00

Hasta 18 Meses Sin Intereses de $112.00

4.9

★★★★★

Envío gratis

Todo un punto de venta en la palma de tu mano, con internet gratis e impresora de recibos.

Clip Pro 2

Clip Pro 2

$1,599.00

$2,999.00

12 Meses Sin Intereses de $134.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Terminal portátil con funcionamiento autónomo e internet ilimitado gratis.

Clip Plus 2

Clip Plus 2

Más vendido

$199.00

$449.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Lector Bluetooth con batería repotenciada para más ventas.

Estás listo para emprender o ya estás en el negocio, todo está listo: el local, los productos, los proveedores; conoces a tus clientes y sabes que tu éxito está asegurado. Pero necesitas algo importante: una cuenta bancaria para tu empresa. Aunque no lo creas, es un requisito indispensable para una correcta administración.

¿Qué es una cuenta empresarial?

Las cuentas empresariales o cuentas pyme son cuentas bancarias diseñadas específicamente para emprendedores, pequeñas y medianas empresas. Con ellas, puedes manejar eficientemente el dinero de tu empresa y mantenerlo completamente separado de tus cuentas personales.

Además, las cuentas empresariales ofrecen beneficios como acceso a créditos y préstamos, atención preferencial, tarjetas adicionales para tus colaboradores, entre otras ventajas que detallaremos a continuación.

¿Qué beneficios tiene una cuenta empresarial?

Contar con una cuenta bancaria exclusiva para tu negocio te permite aceptar pagos, pagar a tus proveedores y tener un control claro sobre la información exclusiva de tu empresa, entre muchas otras cosas. Afortunadamente, obtener una cuenta bancaria para tu negocio es cada vez más sencillo, y se han dejado atrás los requisitos excesivos para obtenerla

Cabe resaltar que si tienes una pequeña empresa, no estás obligado a crear una cuenta específica para tu negocio. Sin embargo, si estás registrado como persona moral, es necesario que crees una cuenta especializada para cumplir con la ley. Aunque siempre es mejor tenerlas separadas.

Además, tener una cuenta empresarial te ayuda a mostrar una imagen profesional de tu empresa y permite que otras personas, como contadores o encargados de las finanzas, accedan a tu cuenta sin ver tu información personal.

Además, tener una cuenta empresarial te permitirá proyectar una imagen profesional de tu empresa y facilitará el acceso de otras personas, como contadores o encargados de finanzas, sin exponer información personal.

Con una cuenta empresarial, tendrás una opción fácil y rápida para obtener préstamos o créditos para tu negocio. En caso de necesitarlo, podrás aprovechar esta oportunidad. Sin embargo, es crucial administrar tu dinero de manera efectiva. La cuenta te brinda la oportunidad de lograr un mejor control financiero tanto para el negocio como para tu persona.

Por supuesto, tener una cuenta empresarial te permite mantener un registro contable más preciso. Esto simplifica el proceso de declaración de impuestos, ya que todos los movimientos son específicamente del negocio, sin mezclar asuntos personales. Por lo tanto, contar con una cuenta para tu pequeña empresa facilitará el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

¿Cuáles son los tipos de cuentas empresariales disponibles?

Existen 5 grandes categorías, cada una con beneficios específicos, según la Secretaría de Economía:

  • Cuenta empresarial corriente: También conocida como cuenta de depósito, ofrece facilidad y seguridad en el manejo de dinero. Permite transferencias, pagos y consultas, aunque no permite generar ahorros o inversiones. Es importante tener en cuenta que este tipo de cuentas puede tener comisiones.
  • Cuenta empresarial con chequera: Proporciona acceso diario y sencillo al dinero depositado, con la opción de emitir cheques. Por lo general, no requiere saldos mínimos, solo es necesario tener el saldo suficiente para realizar compras.
  • Cuenta empresarial de ahorro: Diseñada especialmente para el ahorro, esta cuenta puede limitar la cantidad de retiros o transferencias, además de requerir un saldo mínimo diario.
  • Cuenta empresarial de nómina: Permite a las empresas centralizar los sueldos y prestaciones, así como realizar dispersión masiva de pagos cada quincena o mes.
  • Cuenta empresarial en dólares: Una vez que se deposita el dinero en esta cuenta, es posible disponer de él en dólares o convertirlo a pesos. Este tipo de cuentas es útil para negocios que tienen proveedores o clientes en el extranjero, ya que son aceptadas en muchos países.

¿Es conveniente tener una cuenta empresarial?

Es importante comprender que durante mucho tiempo los bancos no mostraron interés en atender y brindar soluciones completas a las pequeñas empresas. En primer lugar, porque no veían una ganancia significativa en ellas y en segundo lugar, las consideraban un mercado arriesgado debido a su falta de formalidad.

De hecho, muchas de las opciones que aún existen para los negocios son versiones simplificadas de lo que se ofrecen a las grandes empresas, sin realmente satisfacer las necesidades de las pequeñas empresas. Esto incluye hacer las cosas más fáciles, simples y proporcionar soluciones reales para evitar complicaciones.

Muchos bancos no han entendido que las pequeñas empresas buscan control y simplificación, ya que sus propietarios están constantemente dedicados a sus negocios, sin descanso, durante las 24 horas y los 7 días de la semana. En lugar de ser una solución, una cuenta empresarial podría convertirse en una fuente de problemas.

Sin embargo, como mencionamos anteriormente, cada vez es más fácil obtener una cuenta de negocios, gracias a los diversos neobancos y fintech que están surgiendo en el mercado. De hecho, han puesto en aprietos a los bancos tradicionales para que simplifiquen todo. Pero, ¿cuál es el mejor banco para ti? ¿Cuáles son sus características?

¿Cuánto cuesta abrir una cuenta empresarial?

En realidad no cuestan nada, sin embargo, piden un saldo mínimo para poder dártela, que varía de los $12,000 pesos, hasta los $15,000. Sin embargo, al tener una cuenta pyme, puedes encontrarte con multas como por el hecho de no tener un saldo mínimo, tendrás que pagar más de $400 pesos, además de dar unos $16 por cheque emitido y $969 por intento de sobregiro en cheque sin fondos.

¿Cómo abrir una cuenta para mi negocio?

Los requisitos que  solicitan a las pymes no son tan fáciles de cumplir si pensamos en negocios de recién creación o pymes que no cuentan con el suficiente capital para formalizar de inmediato su negocio. Pareciera que solo simplificaron el producto que va dirigido a empresas más grandes.

Grandes bancos solicitan, a personas físicas con actividad empresarial, identificación oficial, comprobante de domicilio fiscal y operativo del negocio, no mayor a 3 meses de antigüedad, constancia de situación fiscal, número de celular, constancia de Firma Electrónica Avanzada. 

Pero si se trata de personas morales los requisitos son mayores, como Acta constitutiva; para Sociedad por Acciones Simplificada (SAS); poder de los representantes legales facultados para suscribir y emitir títulos de crédito con sello notarial.

Muchas de estas soluciones han evolucionado un poco, pero no representan una solución real a las necesidades de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y por eso, muchos dueños deciden juntar sus cuentas con las personales porque prácticamente son lo mismo. 

Pero, afortunadamente, las opciones no se reducen a las que tienen los bancos. También puedes optar por cuentas digitales que no solicitan un sinfín de requisitos o documentos. 

Nuevas alternativas para cuentas pyme 

Las cuentas digitales para pymes ofrecen beneficios que te simplificarán la vida en una sola aplicación de smartphone. Es como tener un banco en línea y una sucursal especializada en la palma de tu mano.

¡Presta atención! Para personas físicas con actividad empresarial, solo necesitas una identificación oficial, RFC y CURP. Y para personas morales, se solicita identificación oficial, CURP, RFC de los accionistas, RFC, comprobante de domicilio fiscal, acta constitutiva de la empresa, cédula de identificación fiscal y boleta de inscripción al registro público.

¿Sabes qué más? La apertura de estas cuentas digitales es rápida y sencilla, ya que todo se realiza a través de una aplicación móvil. ¡No pierdas tiempo y aprovecha al máximo estas opciones!