Hay un beneficio disponible para tu negocio

Regístrate

Home

>

Tips para negocios

>

Diferencias entre persona Física y Moral

Diferencias entre persona Física y Moral

Diferencias entre persona Física y Moral

foto del autor del articulo
Efrén Pineda
clip logo
Clip

La Terminal de Pago para ti

Clip Total

Clip Total

Lector Premium

$1,599.00

$4,499.00

Hasta 12 Meses Sin Intereses de $134.00

4.9

★★★★★

Envío gratis

Todo un punto de venta en la palma de tu mano, con internet gratis e impresora de recibos.

Clip Pro 2

Clip Pro 2

$1,199.00

$2,999.00

9 Meses Sin Intereses de $134.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Terminal portátil con funcionamiento autónomo e internet ilimitado gratis.

Clip Plus 2

Clip Plus 2

Más vendido

$199.00

$449.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Lector Bluetooth con batería repotenciada para más ventas.

Cuando te dispongas a lanzar tu empresa, la primera pregunta que te surgirá es: ¿debo ser una persona física o moral? En pocas palabras, como individuo, eres considerado una persona física, pero si tu empresa incluye socios, entonces deberán constituir una persona moral.

Vamos a explicar esto de una manera más detallada, pero desde el principio queremos adelantarte que ambas figuras tienen obligaciones ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), por lo que es importante que sepas a cuál debes inscribirte para cumplir correctamente con tus responsabilidades.

El primer paso es determinar el régimen fiscal adecuado para cumplir con tus obligaciones tributarias y conocer tus derechos. Para ello, es importante definir la actividad económica de tu negocio y la forma en que se desarrollan las operaciones.

El régimen fiscal se asigna a cada contribuyente según las actividades que generen ingresos. A continuación, explicaremos las clasificaciones más comunes en detalle para una mejor comprensión.

¿Qué es una persona física?

El SAT lo define como el individuo miembro de una comunidad, con derechos y obligaciones, determinados por un ordenamiento jurídico. En otras palabras, cualquier ser humano que exista y sea tangible se considera, por definición, una persona física.

El conjunto de obligaciones que cada persona tiene se llama régimen fiscal y existen diferentes tipos.  El régimen de personas físicas se puede dividir en dos grandes terrenos: quienes desarrollan actividades de negocio y aquellos que realizan actividades empresariales.

¿Cómo darte de alta en el SAT como persona física?

Para darte de alta ante el Servicio de Administración Tributaria, las personas físicas necesitan su CURP para inscribirse, ya sea por internet o en las oficinas. Es importante que al realizar la inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), tramites también la contraseña, clave fundamental para acceder a los servicios del portal del SAT en línea.

Ya estando ahí, es una buena idea tramitar la e.firma, ya que este método de validación se necesita para hacerte la vida más fácil. Así que tenerla, evitará que se tenga que hacer otro trámite nuevamente.

¿Qué es una persona moral?

De acuerdo al SAT, son el conjunto de personas físicas, que se unen para la realización de un fin colectivo, son entes creados por el derecho, no tienen una realidad material o corporal (no se pueden tocar como tal como en el caso de una persona física), sin embargo la ley les otorga capacidad jurídica para tener derechos y obligaciones.

Es decir, son las sociedades de personas físicas que se unieron para crear una empresa, cada uno de ellos son copropietarios de ella y tienen las mismas responsabilidades ante la autoridad fiscal, pero pueden nombrar a un representante para que todo sea más funcional. En este caso, sólo existen dos regímenes fiscales: el general y los no lucrativos.

Darse de alta en el SAT como persona moral

Con el fin de darse de alta en el SAT, las personas morales deberán contar previamente con su acta constitutiva y el permiso de la Secretaría de Economía para el uso de denominación o razón social. Deberás solicitar una cita para realizar el trámite en las oficinas del SAT y deberá ser un representante legal o apoderado quien haga el trámite.

Principales diferencias entre persona física y moral

  • La persona moral es un individuo que realiza cualquier actividad económica, mientras que la personal moral son un conjunto de personas físicas, que se unen para la realización de un fin colectivo.
  • La persona física puede dividirse en cinco regímenes: asalariado, profesionista, resico, arrendador o empresario. Mientras que las personas morales solo en dos: régimen general y régimen con fines no lucrativos.
  • La persona física tiene un estado civil, mientras que la persona moral no porque son un conjunto de personas.
  • La persona física está obligada a presentar su contabilidad ante el SAT solo si rebasa los 400,000 pesos de ingresos. La persona moral tiene que presentarla.

¿Te puedes cambiar de una persona a otra?

Si eres una persona física con actividad empresarial, puedes convertirte en persona moral en cualquier momento. Sin embargo, si eres una persona física con actividad profesional, solo puedes convertirte en persona moral al cumplir ciertos requisitos y trámites legales.

A la hora de dar el paso, hay claves que te pueden ayudar a hacerlo y son los socios, ya que es posible que en tu trayectoria emprendedora hayas conocido personas que te ayuden a crecer y que eventualmente formen parte de una sociedad. 

Si quieres sumar socios a tu negocio y formen parte de él de forma legal, es necesario convertirse en una persona moral, de manera que todos tengan claros sus derechos y obligaciones según lo dicta la ley. Además, esto puede ser necesario para la toma de decisiones cruciales.

Otra clave es si has diversificado tu negocio y comenzaste a abrir más empresas, puede que sea el momento de crear diferentes razones sociales para no mezclar los resultados de cada una y tener un mayor control financiero. 

Al estar constituidas de forma independiente, todas las situaciones que puedan surgir se tratarán de manera equitativa, respaldando el patrimonio que has logrado.

Finalmente, es vital que lleves un registro contable ordenado de tu negocio para comprobar su crecimiento durante el tiempo que mantengas tu actividad ante el SAT. Ingresar al régimen de persona moral te da la oportunidad de otros beneficios que quizá te interesen cuando crezcas, como atraer inversionistas y demostrar que sabes crear ganancias para obtener créditos.

¿Que me conviene más ser persona física o moral?

Eso dependerá de tu situación, si tienes socios, la industria a la que pertenece tu negocio e incluso los ingresos que generas. La formalidad, si bien implica pagar impuestos, también abre la oportunidad de acceder a financiamientos gubernamentales y bancarios, así como a alianzas comerciales que impulsarán el crecimiento del negocio.

Siempre puedes apoyarte de expertos para que te orienten sobre qué tipo de persona y régimen te conviene, cuáles son sus ventajas y de qué manera podrás llevar la contabilidad de tu negocio. Lo importante es que tengas muy claro el camino a desarrollar de tu negocio.

Recuerda que, si ya estás emprendiendo, siempre puedes sumar una terminal sin necesidad de tener un RFC y aún así cobrar con tarjeta. Así que no tienes pretextos para ofrecer opciones de pagos, sumar clientes y trazar tu camino al éxito.