BLOG > Tips de Negocios > Cómo elegir a tus proveedores

Cómo elegir a tus proveedores

7/10/2019 11:08:20 AM

ProveedoresUna de las preguntas que te harás a la hora de comenzar tu negocio es ¿de dónde obtendré mi materia prima para vender mis productos? (Por materia prima hablamos de los artículos, materiales o ingredientes que compras para transformar o revender en tu negocio). Bueno, pues debes hacer una extensa investigación para saber quiénes serán tus proveedores.

Pero antes de que te decidas por el proveedor que tiene sus productos más baratos o te convenció de que es capaz de conseguirte cualquier cosa en tiempo récord, debes establecer parámetros para conseguir buenos proveedores y no caer con el primero que se te cruce, ya que podría afectar directamente al buen servicio y calidad de tu negocio. Así que aquí te dejamos algunas recomendaciones para elegir a tus provedores.

Establece niveles de calidad

Es importante que la materia prima cumpla cierta calidad para ofrecer un producto de primer nivel. Define con tu equipo o socios cuál es el la calidad mínima para aceptar tus productos, te servirá como primer filtro a la hora de tomar una decisión. Recuerda que esta es la base para tu producto y servicio, así que es importante tener muy claro este paso.

Compara precios

Esta va muy ligada con la pasada, ya que si tus estándares de calidad son altos, el precio podrá ser elevado. No esperes encontrar algo muy barato y de gran calidad. Establece un promedio del precio que estarías dispuesto a pagar por la calidad que quieres. También, puedes negociar precios de mayoreo o cerrar un trato a largo plazo para obtener precios preferenciales.

Conoce su capacidad y confiabilidad

Establece escenarios donde se presenten trabas y deja que ellos te expliquen cómo lo solucionarían. Pregunta sin miedo ¿cuánto tiempo llevan en el mercado? ¿Cuál es su capacidad de producción? ¿Cuál es el nivel de presión que viven a diario por sus clientes? Deja que te expliquen un caso de éxito, para que los entiendas mejor. Si tienes oportunidad pregunta a uno de sus clientes actuales sobre los beneficios de contar con ese proveedor.

Establece condiciones de crédito

Platica con tu proveedor sobre las opciones de pago que ofrecen, la idea es que ambos queden satisfechos del acuerdo, pero no seas abusivo e intentes extender tu pago. Lo más fácil es que te den de 7 a 14 días para realizar el pago, pero siempre puedes modificarlo a tus necesidades y para estar más seguro, puedes consultar a un contador para que te ayude a la hora de establecer un tiempo de pago, ya que depende directamente de tu flujo de efectivo.

Pedidos-de-inventario

Tiempos de entrega

Esto es muy importante en caso de que tus proveedores estén fuera de tu ciudad o incluso del país. Pregunta si tienen un almacén cerca de tu negocio al que puedes acudir para que todo sea más sencillo. En el caso de que lo envíen desde otra ciudad, puedes tener una línea de contacto directa para preguntar por existencias, conocer si tienen algún percance o una situación que retrase más el producto de lo normal. Establece qué hacer en caso de una urgencia y busca proveedores locales de respaldo en caso de que lo necesites.

Seguimiento posventa

Qué pasa si necesitas soporte o asistencia técnica, ¿quién te ayuda o cómo la solicitas? Es importante que te expliquen qué tan dispuestos están para ayudarte en caso de que necesites actualizar tu pedido, cambiar un lote o reclamar algún desperfecto. Si es el caso, pregunta a si requieres pagar una garantía por el servicio de posventa o si viene incluído cada que hagas un pedido.

Comparte valores con tus proveedores

Quizá esta no es muy importante para la mayoría, pero así podrías conocer más sobre ellos. Te interesaría trabajar con un proveedor que se rinde a la primera o alguien que busca quedar bien intentando todo lo que quede a su alcance. Si prefiere enviarte algo de menor calidad con tal de reducir costos y seguir distribuyendo. Es importante que compartan valores para confiar el uno del otro.

No te cases con un solo proveedor, ten uno como principal, pero siempre cuenta con un respaldo ante cualquier contingencia. Cada negocio necesita un proveedor en específico y no necesariamente el que es bueno para una industria lo es para otra, así que investiga, pregunta y apóyate de conocidos, amigos e incluso competidores. ¡Mucha suerte eligiendo tu nuevo proveedor!

Por Efrén Pineda

Suscríbete a nuestro newsletter

0 COMENTARIOS