Tip financiero: cómo usar una tarjeta de débito para ahorrar

Tip financiero: cómo usar una tarjeta de débito para ahorrar

autor del articulo

Descuentos de hasta 77% en tu Terminal de Pago

Índice de contenidos

La tarjeta de débito es uno de los productos financieros  más usados en nuestro país, pues se trata de la conexión física que las personas tienen con su cuenta bancaria. Es decir, las tarjetas de débito nos facilitan guardar de forma segura y usar nuestro dinero. Entonces, bajo esta lógica, lo ideal es que te informes sobre cómo puedes usar este tipo de servicios a tu favor y qué opciones existen te facilitan para lograr este objetivo. 

Por ello, el día de hoy queremos compartirte una estrategia para usar tu tarjeta de débito, de una forma distinta, pero que te permitirá generar ahorros para superar un imprevisto. 


Qué son finanzas saludables

Antes de compartirte la estrategia, primero nos gustaría reflexionar qué significa tener finanzas saludables. Muchos cometen el error de reducir el significado de tener finanzas saludables a tener mucho dinero. Sí hay algo de eso, pero es necesario profundizar sobre el tema para saber qué hábitos son necesarios para orden y estabilidad financiera. 

Para explicar, este concepto retomaremos 4 elementos que compartimos en una nota anterior sobre Educación Financiera para negocios, y que están acotados en  el documento de la Política Nacional de Inclusión Financiera

  • Manejo de las finanzas diarias: se entiende cuando una persona es capaz de planear de manera efectiva los recursos/ingresos para pagar las cuentas a tiempo, de tal manera que pueda mantener un balance entre ganancias y gastos. Los negocios pueden saber si cuentan con este elemento al preguntarse: ¿realizas una planificación de cómo gastar el dinero disponible?, ¿puedes pagar en su totalidad todos los gastos dentro de un ciclo de ingresos?
  • Resiliencia: Se trata de la capacidad que existe tanto en los individuos como en las organizaciones de estar preparados para una crisis o un evento inesperado. Esto quiere decir si tu negocio cuenta con herramientas diversas de protección como el ahorro, fondeos, un seguro  e incluso capacidad para pedir un préstamo, para hacerle frente a una crisis.  
  • Seguridad en el futuro financiero: Este elemento tiene que ver con llevar a cabo metas de largo plazo. Por ejemplo, en el caso de las personas es cuando pueden poner objetivos para comprar una casa o ahorrar para el retiro; mientras tanto en los negocios es cuando se pueden aprovechar oportunidades o generar reservas de dinero para la protección o expansión del negocio a través de distintos productos financieros. 
  • Control: Este último elemento se define a través de la percepción, o qué tan capaz se siente una persona para influir en sus finanzas en el momento y hacia el futuro.

Cabe destacar que la Política Nacional de Inclusión Financiera, acota los elementos previamente señalados debido a que los mismos, se han usado como indicadores para realizar diversos estudios en otras partes del mundo, para medir la salud financiera de distintas comunidades. 

Estrategia para gastar de forma inteligente

De acuerdo a los elementos que vimos en el apartado anterior, la estrategia que veremos hoy nos ayuda puntualmente en dos sentidos a tener un mejor manejo de las finanzas diarias y a generar resiliencia. 

Se trata de dejar de usar tu tarjeta de débito y únicamente usar una tarjeta de crédito para todos gastos. De esta forma, en teoría, en tu tarjeta de débito debe servir para pagar la tarjeta de crédito y generar un fondo de ahorro para imprevistos.

Ojo, para que esta estrategia te sea práctica y funcional debes apegarte a un presupuesto para evitar gastar demás y así generar un endeudamiento innecesario. 

Cuáles son los beneficios de esta estrategia

Esto es lo que debes considerar si te estás preguntando cuáles son otras razones, además de generar un ahorro, para realizar tus gastos bajo la dinámica que te estamos proponiendo:

  • Te obliga a ser más ordenado: Como existe la posibilidad de gastar de más, en teoría, esto debería orillarte a tener un presupuesto para saber cuánto y cómo debes gastar el dinero. 
  • Generas historial crediticio: Si usas tu tarjeta de crédito, entonces es más probable que instituciones financieras te aprueben préstamos, porque verán que tienes buena capacidad de pago. 
  • Tienes acceso a promociones: Uno de los mayores beneficios de las tarjetas de crédito es que existen varios beneficios atractivos como compras a Meses Sin Intereses, puntos, bonificaciones, servicio de concierge, preventas o descuentos especiales. 

Recuerda, para que esta estrategia funcione a tu favor debes saber cómo controlar la deuda de tu tarjeta de crédito. Te invitamos a suscribirte a nuestro newsletter para que recibas, en tu bandeja de correo, resúmenes semanales con información, historias y consejos para emprendedores. 

Articulos relacionados

$199.00

$449.00

Clip Plus 2