Hay un beneficio disponible para tu negocio

Regístrate

Home

>

Mundo Clip

>

Cobrar o no la comisión por tarjeta en mi negocio

Cobrar o no la comisión por tarjeta en mi negocio

Cobrar o no la comisión por tarjeta en mi negocio

foto del autor del articulo
Marisol Morelos
clip logo
Clip

La Terminal de Pago para ti

Clip Total

Clip Total

Lector Premium

$1,599.00

$4,499.00

Hasta 12 Meses Sin Intereses de $134.00

4.9

★★★★★

Envío gratis

Todo un punto de venta en la palma de tu mano, con internet gratis e impresora de recibos.

Clip Pro 2

Clip Pro 2

$1,199.00

$2,999.00

9 Meses Sin Intereses de $134.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Terminal portátil con funcionamiento autónomo e internet ilimitado gratis.

Clip Plus 2

Clip Plus 2

Más vendido

$199.00

$449.00

4.8

★★★★★

Envío gratis

Lector Bluetooth con batería repotenciada para más ventas.

En México no existe una ley que prohíba a un comercio cobrar a los clientes trasladar la comisión del cobro con tarjeta, sin embargo, la Condusef sugiere a los clientes que presenten una queja ante la institución bancaria dueña de la terminal. 

Otra institución en donde los clientes pueden levantar una queja es la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco); sin embargo, la queja solo queda en eso, pues no hay una sanción establecida por la autoridad cuando se hace eso. 

También, los clientes pueden presentar una queja directamente a la institución que otorgó la terminal y ésta decidirá que medida tomar, por ejemplo, cancelar el contrato por el uso de sus servicios. En Clip esta práctica está prohibida en nuestros términos y condiciones.

Así que cobrar una comisión por usar las tarjetas va en contra de toda lógica de implementar una terminal punto de venta (TPV) en tu negocio porque ¿para qué ofreces otras formas de pago si no las vas a incentivar? Lo único que provocas es que la gente piense que es más caro pagar con un plástico.

Da lo mismo que cobres con tarjeta o no, porque básicamente estás impulsando a la gente a que lleve efectivo a tu negocio, ¿por qué van a pagar extra? Además, te pierdes de oportunidades de venta mayores, pues como hemos platicado, el monto de ventas a través de plásticos es más alto que en efectivo.

Condusef da el siguiente ejemplo: “...si tan sólo el 2% de las operaciones diarias fuesen condicionadas por comerciantes abusivos al cobro de esa "comisión" o "recargo" por uso de una tarjeta, se estaría ante un escenario en el que se afectan los intereses económicos de alrededor de 73 mil usuarios hasta por un importe de más de dos millones 261 mil pesos al día”.

¿Quién debe pagar la comisión por pago con tarjeta?

La respuesta es simple: el negocio que tiene la terminal se hará cargo de esta comisión. Así lo estipula el contrato que aceptaste al adquirir una TPV, no importa la marca, si es móvil, procedente de un banco o hasta digital.

En el caso de Clip se establece en los términos y condiciones que "El Cliente no podrá (i) exigir límites mínimos de pago para la aceptación de una tarjeta, (ii) aplicar precios superiores ni comisiones adicionales por el uso de una tarjeta en relación con una operación de pago..."

Una de las razones por las que los negocios le suman la comisión al pago con tarjeta es porque sienten que merma sus utilidades. Esto se expresa como la poca capacidad de administrar los costos administrativos que implica tener un negocio.

Las comisiones por cobro con tarjeta deben estar incluídas en tu estrategia de precios, pues es un gasto fijo en tu negocio. Así como incluyes la luz, renta o servicios en general, deberías sumar el precio de tus comisiones.

Para que esto no sea un peso, deberás establecer el precio correcto a tus productos. Aquí te compartimos una forma sencilla de hacerlo:

Consejos para saber cómo poner precio tus productos

En esta ocasión vamos a dar algunos consejos para presupuestar los costos de un producto (entre ellos las comisiones para aceptar pagos con tarjeta) y así saber cuánto deberías cobrar por el producto o servicio que ofreces:

Establece tus precios dependiendo del costo

Es el precio más sencillo de establecer y simplemente debes sumar cuánto te cuesta fabricarlo, más el costo operativo, que usualmente incluye tus costos de renta, luz, sueldos y otras pequeñas cosas como las comisiones si cobras con tarjeta. 

Hagamos un ejemplo: a ti te cuesta $100 pesos crear tu producto y lo vendes en $150. Ahora no te queda más que restar el costo operativo que sería de $20 pesos (este costo operativo está planeado en la venta de 100 productos) y de ganancia tendrás $30 pesos por cada producto que tengas.

Una vez que tengas el precio de tu producto, deberás compararlo con el de la competencia y si es más alto, puedes hacer dos cosas: ofrecer un producto más caro, pero estableciendo beneficios superiores a la competencia o bajar la calidad de tus materias primas para ofrecer precios similares a los de la competencia.

Costo más margen

Aquí tienes que identificar tus costos fijos, costos variables, la cantidad de piezas que quieras fabricar y el margen de ganancias que deseas. Pero primero vamos a explicar cada uno de estos conceptos. 

Costo fijo:Son aquellos que tienes que pagar sin importar la cantidad de piezas producidas, como tu renta, internet, luz, gas o cualquier otro servicio que se deberá pagar para que tus productos o servicios sean creados.

Costo variable: Es aquel que aumenta o disminuye dependiendo de la producción que tengas, esto puede ser materia prima, la comisión por cobro con tarjeta y todo aquello que afecte directamente a la creación de tu producto. 

Margen de ganancias:Es un porcentaje ideal que te interesaría ganar por toda la producción de tus productos.

Ahora que ya tienes identificados estos conceptos, simplemente tienes que aplicar la siguiente fórmula: (1 + margen sobre la venta) (Costo fijo + Costo variable por unidad x cantidad estimada de ventas) / Cantidad estimada de ventas. Una vez que tengas identificados los costos esto será más sencillo. Pero para que todo quede más claro, hagamos un ejemplo:

Tu negocio tiene costos fijos de $1,000 pesos y un costo variable por unidad de $12 pesos. Estimas que venderás 100 unidades y fijaste un margen sobre la venta de 30%, entonces apliquemos la fórmula:

(1 + 30%) + (1,000 + 12 X 100) / 100(1 + 30%) + (1000+1,200) / 1001.3 x 2200 / 1001.3 x 22

Precio de tu producto: $28.6 pesos

Por lo tanto la ganancia total es: 6.6 (ganancia sobre el producto) x 100 (total de ventas) = 660

De esta manera puedes establecer un precio más claro proyectado en las ventas que planeas realizar durante un periodo de tiempo.


Conclusión

Recuerda que aceptar pagos con tarjeta no debe ser visto como una carga, pues tu negocio aumenta el potencial de ventas. Cada vez más personas utilizan las tarjetas de crédito y débito para adquirir bienes y servicios de uso cotidiano. Tan solo en México hay más de 216 millones de tarjetas de débito y crédito, según cifras del Banco de México.

Además, su uso disminuye tus costos, es decir, el traslado del efectivo implica la contratación de una empresa que lo lleve a cabo, o bien, el riesgo que implica ir al banco a depositar las ventas del día. A través del pago con tarjetas de crédito o débito el nivel de seguridad aumenta en el establecimiento porque se maneja menos efectivo.

Como mencionamos anteriormente, no todas tus ventas tienen que ser en tarjeta. Así que, no todo el dinero que entre se aplicará una comisión. Ten la seguridad de que implementar una forma de cobro distinta al efectivo te ayudará a impulsar tu negocio.