BLOG > Tips de Negocios > 4 tips que te ayudarán a mejorar la administración de tu negocio

4 tips que te ayudarán a mejorar la administración de tu negocio

19/09/2019 11:00:00 AM

Como dueño de tu negocio deberás asumir muchos papeles y uno de ellos es el de administrador, por lo que tendrás una gran responsabilidad para impulsar el crecimiento de tu empresa y nada debe pasar desapercibido de tus ojos.

Es tu tarea tener todo listo para que la maquinaria funcione a la perfección y más en una pequeña empresa en México, donde las cifras son desalentadoras, pues se tiene registrado que el 50% de los emprendimientos muere en el primer año y 90% de las restantes en los siguientes cinco años, suena a una gran responsabilidad.

Es por ello que, para que tu negocio se mantenga a flote, necesitas mejorar el control interno, mantener una gran organización en tu inventario, saber cuándo tomar un crédito, conocer en qué momento delegar, contratar al personal capacitado y evitar a toda costa que tu negocio se convierta en una alcancía que vacíes cada que quieras satisfacer tus gastos personales. Así que, para evitarlo, aquí te compartimos 4 tips para mejorar el control y administración de tu negocio.

  1. Realiza un presupuesto

    Un básico al iniciar tu negocio es: establecer un presupuesto de ingresos y egresos. En el de ingresos planearás lo que vas a recibir por tus ventas, que no se te vaya nada, usualmente lo establecerás con un mes de anticipación para el siguiente mes. Esto te servirá a establecer una meta de ventas o ingresos y verás si son alcanzables o deberás ajustarlo conforme pase el tiempo.

    Para el presupuesto de gastos, establece cuánto te está costando tu negocio al mes. En él apunta todo lo relacionado a pagos, renta, servicios, sueldos (algo primordial es que como dueño deberás darte un salario), si algo se te va, podrás anotarlo en cuanto te des cuenta.

    Al inicio, en ambos casos será una suposición, pero con el tiempo verás las posibilidades de ingresos y gastos que tienes, y eso te ayudará a establecer metas claras para crecer a un ritmo de crecimiento alcanzable. Los ingresos siempre deberán ser mayores a los gastos y de no ser así, te ayudará a entender en qué está fallando tu negocio, dónde se está gastando de más o qué necesitas hacer para incrementar tus ingresos.

  2. Crea un documento de control interno

    No se trata de mantener a todo el mundo a raya, pero si vas iniciando, cualquier activo es muy importante para impulsar el crecimiento de tu negocio, así que una avería, robo o que no se esté aprovechando alguna herramienta o material como se debe, puede resultar en una pérdida de dinero que no tengas contemplada.

    En este documento deberá tener registrados todos los recursos que tienes, como mobiliario, equipo de cómputo, maquinaria que utilizas y todo lo que tienes para poder ofrecer un producto o servicio de primera calidad. Además, en caso de que un trabajador tenga bajo su responsabilidad algo de esto, deberá firmar una carta de responsabilidad donde se comprometa a darle el mejor uso. Esto te servirá para que alguien se haga responsable y lo cuiden como si fuera suyo.

    Aquí también podrás establecer una relación de facturas, garantías, pólizas y seguros en caso de que así lo tengas, por si ocurre una avería o un accidente, así podrás responder con velocidad ante las emergencias o situaciones que se te presenten.

  3. Documenta tus procedimientos

    Crea manuales de procedimientos que digan las maneras más óptimas de generar, manejar o seguir un proceso dentro de tu negocio, así ahorras tiempo, que en un pequeño negocio es igual a dinero y una capacidad de reacción más rápida.

    En este apartado también puedes generar los manuales de organización, donde expliques el por qué tu organización está formada de esa manera, quién es el responsable de cierta área y cómo fluye la comunicación en tu organización.

  4. Revisa tu planeación

    Planificar es establecer cuál es el mejor proceso y dejar que todo suceda, pero cada cierto tiempo debes verificar si está funcionando de acuerdo a lo previsto. Para todos los casos, puedes verificar a través de datos, cálculos y análisis de la información que estás generando todos los días.

    En este caso, puedes ayudarte de profesionales como contadores que te ayudarán a entender cuál es tu escenario actual, como puedes afrontarlo y si vas por buen camino. No tienes que ser un todólogo y recuerda que siempre es importante delegar responsabilidades, en este caso, que un profesional te ayude.

    Recuerda que una revisión a tiempo te permitirá entender cómo va tu negocio, pero sobre todo, si está listo para afrontar los retos que le esperan con el personal, ganancia y patrimonio que actualmente tienes.

 

Por Efrén Pineda

Suscríbete a nuestro newsletter

0 COMENTARIOS