BLOG > Noticias Negocios > No necesitas ser una Persona Moral para aceptar tarjetas

No necesitas ser una Persona Moral para aceptar tarjetas

9/09/2019 11:03:58 AM

Una de las principales causas por la que los negocios no se atreven a recibir tarjetas de crédito o débito, es porque creen que necesitan ser una persona moral, es decir, una sociedad de personas que crearon una empresa, con alta facturación y muchas sucursales.

Esto se pensaba porque las grandes empresas eran las únicas capaces de obtener una terminal con un banco, pero esto ya no es así. Actualmente, cualquier negocio, por pequeño que parezca, puede implementar un dispositivo para cobrar con tarjeta. No es necesario que tengas una razón social para poder cobrar con tarjeta y así, sin importar a lo que te dediques, puedas hacerlo gracias a las terminales portátiles, dispositivos que requieren pocos requisitos para que comiences a usarlos.

La mayoría de este tipo de terminales piden únicamente que te registres en su plataforma, brindes información de tu negocio y medios de contacto, tener un teléfono celular o una tablet para conectarla y contar con una CLABE interbancaria para recibir todas tus transacciones.

Eso sí, si quieres emitir un comprobante de ingresos válido ante el Servicio de Administración Tributaria (factura), es necesario que estés dado de alta ante el SAT, como persona moral o física, para poder emitirlo correctamente y sirva a la hora de comprobar ingresos, presentar impuestos y emitir comprobantes válidos a tus clientes.

Si tienes un pequeño negocio, sumar una terminal portátil a tu negocio es una solución real y sencilla para que no quedes fuera de la jugada, ya que el uso recurrente de tarjetas es claro, tan solo en el primer trimestre del 2019, en México se registraron 595.8 millones de movimientos con tarjeta de débito y 228.5 millones de transacciones con tarjeta de crédito.

En el primer trimestre del 2019, en México, las tarjetas de crédito y débito se han utilizado 824.5 millones de veces, por lo que es importante que tu negocio acepte un un método distinto al efectivo y como ves, no es complicado hacerlo.

Hace unos años, el cobro con tarjeta se pensaba que sólo era para grandes empresas porque se pagaban fuertes cantidades de dinero por este medio, pero esto no es cierto, ya que el uso de la tarjeta entre los clientes es cada vez más común y con pagos de cualquier monto, por lo que dejó de ser exclusivo para empresas gigantes.

Por Efrén Pineda

Suscríbete a nuestro newsletter

0 COMENTARIOS