BLOG > Tips de Negocios > Las mejores prácticas para realizar un buen home office

Las mejores prácticas para realizar un buen home office

16/04/2020 10:47:08 AM

home office

Hasta hace unas semanas, nuestras rutinas estaban establecidas, sabíamos la ruta al trabajo e incluso identificabas caras en el transporte público, en el auto de al lado, en la entrada del edificio, pero la llegada de la pandemia por coronavirus nos ha cambiado la vida a todos y con ello esta rutina.

Ahora salir es casi un privilegio o un riesgo, la mayoría de tus labores deberán hacerse desde el hogar y es aquí donde se presentarán los principales problemas a la hora de cambiar de rutina, ya que dejan de suceder cosas y tu espacio de trabajo y tu hogar están en el mismo lugar.

Estamos acostumbrados a trabajar en un lado y vivir en otro, pero cambiar a una modalidad de trabajo remota trajo consigo muchos cambios buenos y malos como pueden ser ansiedad, tristeza, ira y hasta estrés; esto es porque los seres humanos encuentran confort y seguridad ante lo predecible de las rutinas de la vida diaria y ahora que no la tienes, deberás trabajar en ella.

Antes de darte información es necesario que entiendas que ante estos cambios está bien no sentirse bien, acepta esa emoción y te permitirá dejarla ir más rápido; si luchas contra ella, ese pensamiento no te dejará.

Además ponte a pensar: ¿cuántas personas tienen la posibilidad de hacer su trabajo desde casa? Quizá no sean tantas como esperas, pero tú que tienes esta oportunidad aprovéchala y adáptate para ser realmente productivo.

Pasemos de largo esas recomendaciones que todo mundo está haciendo, como bañarte, no trabajar en tu cama y no quedarte en pijamas. Aunque suene obvio, se repite una y otra vez porque muchas personas lo siguen haciendo, pero pasemos al paso a paso.

1. Establece una rutina

De nueva cuenta suena repetitivo, pero el primer golpe que tendrás es que dejarás tu camino de ida al trabajo o al gimnasio, entonces ¿cómo recuperas el espacio de esos trayectos? Es ahí donde aprovechabas para pensar, escuchar tu podcast favorito o leer. 

Para que esto funcione, deberás despertar a la misma hora, pero antes de bañarte haz ejercicio, estírate, medita, utiliza media hora de tu mañana para ti, consiéntete y después inicia tu rutina, báñate, desayuna y saca a pasear a tus mascotas o lo que regularmente hacías antes de ir al trabajo.

De igual forma, piensa en qué distraerte después de terminar tu hora de trabajo, comienza con manualidades, actividades o juegos que tanto se están popularizando en las redes sociales. Aprovecha para aprender eso que tanto querías o platicar con esas personas que desde hace mucho no lo hacías.

2. Diseña tu espacio de trabajo

¿Ya sabes en dónde vas a pasar 8 horas o más sentado para trabajar?, si todavía no lo decides, busca un lugar cómodo y que te permita convertirlo en un espacio similar al que tienes en tu oficina. Entre más parecido, más oportunidad tendrás para concentrarte y ser productivo.espacio wfh

Si no tienes un escritorio, lo que puedes hacer es establecer una zona de tu comedor como tu mesa de trabajo, busca un lugar cómodo que no sea tu sillón o cama, elige una buena silla y selecciona todo lo que te permitirá verlo y sentirlo más como tu oficina improvisada y no tu casa.

Al terminar tu día, recoge ese espacio, límpialo y ordénalo, lo que te permitirá regresar a trabajar al otro día con buena cara.

3. Date espacios de descanso

En serio, en el home office es necesario que tengas de 10 a 20 minutos de descanso cada cierto tiempo, tú decide cuándo dártelo, y eso es porque ahora no te paras por el café, te pones a platicar con tus colaboradores o incluso el pararte al sanitario. Eso en casa no sucede y deberás tomar descansos.

Pon alarmas que te dejen solo estar sentado de 75 a 90 minutos y toma descansos de 20 minutos, aprovéchalos para tomar un snack, estirarte, relajarte o meditar, lo ideal es desconectarte lo más que puedas de esta rutina que llevabas.descanso wfh

También puedes aplicar una de las técnicas de productividad más conocidas: la técnica pomodoro (que Trello la explica muy bien).

4. Sé amable contigo

Quizá al inicio no resulte como lo esperabas pero no te exijas tanto, esto es poco a poco porque debes encontrar el punto para dar lo mejor de ti durante esta temporada.

Todos estamos pasando por esto, así que ten paciencia, calma y sé amable con tus resultados.

Al inicio te costará hacer bien tu trabajo, así que establece metas semanales y no diarias porque si no las cumples estarás más presionado, entonces poco a poco ve apretando el cinturón 

Así como tú, tus colaboradores están encontrando su punto exacto para ser lo más productivos, entonces por qué no estableces líneas de comunicación directa con ellos para tocar temas, tratar de compartir ideas y tips de trabajo que a cada uno le sirve, quizá a ti te ayuden o tú los ayudes.

5. Trabaja con niños en casa

Hasta ahora todos estos puntos suenan bien, pero ¿cómo trabajas si eres mamá o papá y tus hijos están en casa? Es importante que entre tú y tu pareja (si es el caso) tengan turnos para atenderlos y así tengan bloques de trabajo más largos.

Ten en cuenta que puedes hablar con tu jefe directo para establecer horarios de trabajo más temprano y más noche, para aprovechar los horarios donde tus hijos están dormidos y no podrán interrumpirte.

Lo más importante es mantener la rutina de tus hijos y que no se sientan atrapados en casa, así que déjalos ser, implementa reglas y dales oportunidad de que aporten en las labores del hogar.

6. Mantén la comunicación

Deberás tener claro que trabajar desde casa no significa tiempo para ver tv, ponerte a hacer tus pendientes en casa o ir a pagar servicios. El home office se trata de trasladar tu trabajo a casa, así que establece tus prioridades y utiliza herramientas que permitan una mejor comunicación con tu equipo.

Por ejemplo, plataformas como Slack y Skype son buenos ejemplos de como mantenerte en contacto, así como conferencias por videollamada de Zoom, Hangouts o Skype servirán para dejar en claro y hacer más cercana esta comunicación, para que esto ocurra prende la cámara de tu dispositivo.

No se trata de estar pegado 8 horas frente a la pantalla, así que utiliza tu calendario de Google y cualquiera del equipo podrá ver tus espacios disponibles y oportunidades para conversar, tener una llamada o aclarar cualquier punto.

7. Toma el sol

Tomar el solSí, la idea es que no salgas, pero también tienes azotea, ventanas o balcones (a menos que vivas en una cueva) y puedes tomar 10 minutos por la mañana y 10 minutos por la tarde para asolearte. No se trata de mantener un buen bronceado, sino de sintetizar bien la vitamina D.

Esta vitamina ayuda a absorber el calcio, uno de los principales elementos que constituyen los huesos, así que es importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario. También, reduce la presión arterial y mejora el tratamiento de diversas patologías.

Además, está comprobado que tomar el sol sirve para mejorar nuestro estado de ánimo, así que date uno minutos para salir de tu casa a tomar el sol y relajarte.

8. No dejes de socializar

Todos estamos encerrados y las reuniones no suceden como en la vida diaria, incluso puede pasar que no sepas exactamente en qué día vives, así que utiliza las herramientas que la tecnología te brinda para estar en contacto con tu familia y amigos. 

Una videollamada siempre es relajante, sirve para platicar y ponerse al día, recuerda que somos seres sociales y estar encerrado podría afectarte psicológicamente más de lo crees, entonces no dudes en llamar y conversar con personas fuera de tu trabajo.

Es importante recalcar que si sufres algún problema más grande, puedes acercarte a expertos para que te ayuden a aceptar esta situación y vivirla sin dolor. No olvides que estas son recomendaciones que encontramos en diversos sitios de información y que aplicamos en Clip, así que unas te pueden servir y otras no tanto, busca lo que más se ajuste a ti y explora distintas soluciones.

Por Efrén Pineda

Suscríbete a nuestro newsletter

0 COMENTARIOS