BLOG > Tips de Negocios > Mejora el manejo de tu equipo

Mejora el manejo de tu equipo

13/10/2020 11:33:49 AM

coordinación de personal

Como empresario, tu negocio te pide ejecutar diversas tareas para mantenerlo a flote, ya que sin tus habilidades, el barco se puede hundir, pero no siempre depende todo de ti y mientras más vaya avanzando tu proyecto, es necesario que sumes personas para que comiencen a ayudarte y comiences a delegar tareas.

Esto te costará trabajo al inicio, porque tendrás dificultades a que otros comiencen a realizar tareas que antes tú estabas haciendo, para ello, es necesario aprender a delegar, pero para que esto suceda, antes deberás poner a todos tus colaboradores en el mismo canal y con el mismo objetivo, pero esto solo lo lograrán a través de una buena dirección.

Aquí, es tu trabajo como director o dueño de la empresa, comenzar a dar dirección, pero esto no quiere decir que le tengas que decir a cada uno qué es lo que debe hacer, sino ver qué hacen y comenzar a pulir sobre esto. Así que aquí te damos cuatro pequeños puntos para manejar mejor a tu equipo:

Da una buena retroalimentación

Si estás por dar retroalimentación, asegurate que lo que estás por decir sea constructivo y aporte a la experiencia de tus empleados. No se trata de únicamente criticar y listo, si vas a decir algo, lo mejor siempre es darle solución.

Aquí depende mucho de tu carácter y el de tus empleados para que no haya malos entendidos, ya que una crítica por el simple hecho de criticar puede resultar hiriente para unos, mientras que otros lo pueden tomar como áreas de oportunidad que tienen que mejorar, pero nunca es buena idea suponer que así lo va a tomar.

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es dar la crítica, pero también dar una solución al caso en específico, esto es lo que se llama crítica constructiva. Por ejemplo, en el caso de una empresa que se dedique al envío de paquetería, no es lo mismo simplemente decir: “creo que tu ruta no es la mejor” a “creo que la mejor ruta es esta porque no hay tráfico, hay menos baches y usualmente hay oportunidad para estacionarte”. 

Cada quien tiene su temperamento, y en el trabajo, las cosas pueden salirse de control. Así que a pesar de que creas que estás dando muy buena retroalimentación, siempre puedes realizar encuestas internas para saber qué tal te va, recuerda que si harás este ejercicio, deberás estar abierto a las críticas y comentarios.

Ya sea que critiques las deficiencias de tu equipo o de empleados específicos, o por el contrario, que ofrezcas elogios a los empleados para motivarlos a seguir trabajando duro, estos son procesos que debes analizar, definir y esforzarte por mejorar continuamente si quieres crecer como gerente y líder.

Vuélvete más cercano

Si es verdad que la mayoría de los trabajadores están ahí por dinero, pero es mejor que también estén ahí por el compañerismo, calidad y calidez que encuentren en tu espacio de trabajo. Esto no quiere decir que te conviertas en su abuelita y hasta tejas suéteres para ellos, pero de vez en cuando preguntar por su familia y saber de su vida, es importante.

La gente cree que volverte cercano a tus empleados es muestra de debilidad, pero este no es para nada el caso, de hecho nutres las relaciones humanas en el trabajo y eso te lo agradecerán muchísimo los empleados. No olvides por nada que el ser humano es un ser social y mientras más calidez reciba, mejor se sentirá en donde está.

Recuerda que al final del día tus empleados son personas que tienen vidas a parte de su trabajo. Así que muestra interés y ábrete para que ellos también sean abiertos, tampoco se trata de que te cuenten toda su vida, pero al menos sabes ¿qué los motiva profesionalmente?, ¿qué los empuja a ser mejores empleados? Ahí tienes dos tópicos para conocer más a tus empleados.

Recuerda que los mejores gerentes son capaces de conectar su visión de negocio con la de sus empleados. Si quieres lograr un compromiso significativo de los empleados y tienes la intención de mantener a tus mejores empleados alrededor, necesita escuchar sus experiencias personales y aspiraciones e intentar alinear sus objetivos con los tuyos.

mantente cercano

Establece objetivos claros para el equipo

Si ya te volviste más cercano, ahora eres capaz de entender las motivaciones de unos y otros, así que establecer objetivos puede ser enriquecedor para ambas partes. No es lo mismo tener un plan o estrategia, si los empleados no tienen idea de lo que te refieres, así que siempre debes incluirlos en este paso.

La mejor manera de alentar a los empleados a hacer un mejor trabajo es darles objetivos muy claros y medibles que sean fáciles de seguir y medir. Esto hace que su trabajo y el de ellos sea mucho más fácil, pero que también tengan entendimiento de su trabajo y vean claro si van o no a cumplir sus metas.

Recuerda que los objetivos, para que funcionen mejor deberán ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y con tiempo límite. Para que sean capaces de entender todos y sientan mayor cercanía con lo que están haciendo. Al final, se trata de mejorar la comunicación interna y asegurarse de que las voces de todos sean escuchadas y reconocidas en el proceso.

Mantente abierto a nuevas ideas

Hace algunos años, únicamente se escuchaban las ideas de los jefes, directores o líderes, pero se dejaban atrás las voces de los demás. Entonces, ¿qué pasaba con aquellos que tenían ideas pero jamás se escuchaban? Pues no se sentían valorados y se iban.

Como empresario, no es inusual tener un poco de miedo de tomar riesgos y probar cosas nuevas, porque siempre eres consciente de los resultados y de lo costoso que puede ser cualquier tipo de error para tu negocio.

Pero arriesgarse es la única manera de que su negocio crezca. Si quieres intentar abrirte a nuevas ideas, empieza por ser un mejor oyente. Algunas de las mejores ideas que obtendrás vendrán directamente de tu personal. 

Esto tiene mucho sentido, pues son los que están día a día y entienden el producto, al cliente y sus necesidades. No debería sorprenderte que tengan algunas ideas sobre lo que se podría hacer para que las diversas facetas del negocio funcionen mejor.

Es tu papel como líder el de fomentar la creatividad y trabajar constantemente para encontrar nuevas formas de inspirar el pensamiento creativo en todos. Los empleados también aprecian el hecho de poder tener alguna aportación en el proceso. De hecho, se ha demostrado que los empleados que no se animan a pensar de forma creativa y a ofrecer soluciones de forma regular, a menudo se sienten desmotivados.

Recuerda que si estás iniciando un negocio, estos consejos te ayudarán a ser cada día más abierto, escuchar y ver oportunidades donde quizá no sabías que existían, así que no solo se trata de ti, sino también de volverte cada día más cercano con tus empleados para obtener lo mejor de ellos.

Por Efrén Pineda

Suscríbete a nuestro newsletter

0 COMENTARIOS