BLOG > Tips de Negocios > Lo que necesitas saber antes de buscar créditos para negocios

Lo que necesitas saber antes de buscar créditos para negocios

16/03/2020 10:30:00 AM

Las emprendedores necesitan recursos en cada etapa de su desarrollo, pues se requiere de una inversión fuerte para empezar y ya en operaciones se necesita liquidez para hacer frente a las  obligaciones financieras o incluso para invertir en mejoras y así atraer a más clientes. 

Pero en este ciclo de vida existirán momentos donde debe reinvertirse en el negocio, ya sea para comprar maquinaria/equipo, desarrollar proyectos especiales como licitaciones, crear publicidad o abrir una nueva sede. Todos esos escenarios son bastantes comunes en la vida de una pyme y para costearlos se necesitan otras fuentes de recursos como el crédito. 

En México, pareciera que existe un cierto temor respecto al tema de los créditos, así que en esta entrada analizaremos a profundidad por qué los créditos son importantes, cuáles son las opciones, cómo elegirlos y cuáles son los requisitos mínimos para fsolicitarlos. De esta forma tendrás información que te servirá para comparar las opciones financieras que están a tu alcance. 

Tabla de contenidos:

  1. Por qué la falta de acceso a créditos es un problema para las Pymes
  2. Por qué las pymes no están obteniendo recursos
  3. Para qué puedes ocupar un crédito para tu negocio

  4. En qué casos conviene solicitar un crédito para microempresas

  5. Qué tipo de créditos  existen para emprendedores

  6. Conceptos básicos crediticios

  7. Cuáles son los requisitos para pedir un crédito

  8. Factores que debes evaluar antes de solicitar un crédito de negocio

  9. Errores que puedes evitar para crecer tu negocio

Importancia de los créditos para las pymes

Las pequeñas empresas son una pieza clave en la economía de todos los países, por la cantidad de empleos que crean, porque sus productos fortalecen a las economías locales y apoyan a sus comunidades. Por ejemplo, de acuerdo al INEGI, en México los negocios producen más de 35 millones empleos y el 94% de estos son generados por micronegocios (establecimientos conformados hasta por  5 personas).

Generar utilidades toma tiempo y hay oportunidades que llegan antes de que los emprendedores cuenten con los recursos necesarios para invertir de nuevo en el negocio. Esto puede ser, por ejemplo, en el caso de una licitación o el aumento constante de clientela.  Por ello, es muy importante brindar herramientas y recursos que ayuden a los emprendedores a enfrentar los obstáculos que afecten su crecimiento y en algunos casos signifique la supervivencia. Uno de los retos más importantes es el acceso a financiamiento.

En los resultados de la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas, realizada por el INEGI, se mencionó que 18.2% de los emprendedores contestaron que la falta de financiamiento es uno de los factores que más afectaron su crecimiento en 2017. 

Esto coincide con algunos datos de Banxico, ya que en 2017 el índice de participación en crédito por parte de las pymes fue de 11.8%. Este es un porcentaje un poco bajo, además se detectó que desde 2014 la participación de pymes ha ido disminuyendo, mientras el crédito a grandes corporativos ha ido en aumento.

Por qué las pymes no están obteniendo crédito

Entonces, si la falta de financiamiento es una de las razones que limita el crecimiento de los pequeños negocios, ¿cuáles son las razones por las que no está sucediendo?  

En México, los emprendedores no aceptarían un crédito

En la encuesta de financiamiento 2019, el INEGI encontró que el 73.6% de las pymes y los micronegocios contestó que no aceptarían un crédito bancario si se les ofreciera. En los mismos hallazgos, los emprendedores contestaron que las razones por las que no aceptarían esto es porque: no tienen confianza en los bancos, es caro, creen que no lo necesita, si lo quieren pero no creen que se los den, creen que son créditos de corto plazo o son montos muy pequeños. 

¿Qué pasa con las opciones disponibles?

credito-emprendedores-2020En este sentido en su reporte de crédito, la empresa Konfío destaca que la falta de financiamiento a pymes se debe a 3 factores: 

  • Para evaluar el riesgo de crédito, los algoritmos de los bancos sólo están evaluando el comportamiento histórico de los dueños o accionistas de un negocio, pero no contemplan el dinamismo o el crecimiento. Consecuentemente esto limita el potencial para otorgar créditos. 
  • Requisitos que para muchas pymes son complejos de entregar como garantías o avales. 
  • Historial de crédito negativo o insuficiente: al menos 4 de cada 10 empresarios no cuenta con la conducta de pago deseada por los bancos. 

De cierta forma, estas afirmaciones coinciden con las razones que refirieron los emprendedores en la encuesta del INEGI:

  • Mal historial crediticio. 
  • No tenía garantía.
  • No pudo comprobar ingresos. 
  • Sin historial crediticio. 
  • No tenía aval.

Para qué puedes ocupar un crédito para tu negocio

Sabemos que un crédito es un tema que parece intimidante pero en algún punto será necesario para llevar las cosas al siguiente nivel. Antes de comenzar a investigar qué implica obtener un préstamo para una pequeña empresa, lo primero en esa lista es averiguar exactamente cómo usarás ese flujo de efectivo que entrará a tu negocio. 

Esto es importantísimo porque sin estrategia o sin un plan de cómo poner a trabajar ese dinero podrías caer en malas prácticas financieras que pongan en riesgo a tu negocio. 

Cómo se usa el crédito para negocios en México

Al respecto, el INEGI detectó que la mayoría de los negocios ocupan los recursos de un crédito en compra de insumos, maquinaria y pago a otros créditos, como lo puedes apreciar en la siguiente gráfica:  

Analicemos las respuestas de esta gráfica. Como ves, la mayoría de estas opciones son inversiones para poner a trabajar el dinero. Por ejemplo, los créditos para la compra de insumos o el pago de salarios es algo que normalmente debería costearse por los ingresos de las ventas netas, pero si una empresa aprovecha el crédito de esta manera, es probable que tenga una estrategia de crecimiento. Al final, se trata de una inversión que en corto, mediano o largo plazo genere ganancias para el negocio. 

También destacamos que en la gráfica se muestra que el 25.6% de los emprendedores indicaron que usan el dinero para pagar otros créditos. Esto es un uso que tiene que realizarse con precaución ya que si no se planea puede meterte en un ciclo infinito de pagos.

En qué casos conviene solicitar un crédito para microempresas

A pesar de que varios emprendedores presumen con orgullo que nunca han tenido que estar endeudados para sacar su negocio adelante, existen varias situaciones en las que “estar endeudado” es algo que vale la pena. 

  • Encontrar nuevos mercados: Ya sea que estés pensando en abrir una nueva sucursal en otra colonia o en otro estado, probablemente experimentarán ciclos de cobros más largos. Después de todo se trata de volver a posicionar un producto o servicio en otro lado. En este caso, el préstamo se convierte en un auxiliar para superar los retos financieros que conlleven este crecimiento. 
  • Aumentar el capital de trabajo: Aumentar la cantidad de empleados es un indicador de crecimiento, de hecho los censos económicos del INEGI señalan que los establecimientos con más personas contratadas son los que estadísticamente generan más ingresos. 
  • Comprar insumos: La compra de equipo o un pedido fuerte para reabastecer el inventario es una inversión que en el largo plazo 
    generará riqueza puesto que sugiere aumentar la producción de tu negocio. 
  • Construir un historial crediticio: Es importante desarrollar un buen historial crediticio, aunque sea con montos relativamente pequeños. De esta manera, en el futuro tu negocio podrá tener más opciones para solicitar financiamiento por montos mucho más altos.
  • Mejorar el flujo de caja: Cuando el préstamo que se solicita es a largo plazo, por ejemplo a 10 años, es posible que los emprendedores necesiten adelantar pagos de esa deuda o amortizarla de alguna manera, para que así se pueda mejorar el flujo de caja. Como mencionamos en el apartado anterior. En este caso, hay que ser muy precavido ya que puedes caer en un ciclo de intereses y esto puede poner en riesgo a tu negocio. 

Qué tipo de créditos existen para emprendedores

credito-para-emprendedores

Si tu negocio es una pequeña, mediana o microempresa, lo recomendable es pedir un crédito simple, sobre todo si se trata de un monto que irá destinado a comprar insumos o equipo, aumentar el personal, etc. Para que todo sea más simple, a continuación te explicaremos qué es un crédito simple y qué tipos existen:

Qué son los créditos simples

Es una cantidad que solicitas  la cual podrás devolver a largo plazo en pagos diferenciados. A medida que vayas pagando, dicha cantidad no podrás volver a utilizarla, como pasa con una tarjeta de crédito. Cabe destacar que hay diferentes tipos de crédito simple y cada institución ofrece condiciones distintas que a continuación te explicaremos.

Clasificación de créditos simples

Es importante que sepas que la diferencia entre cada tipo de crédito simple, se basa en la forma en la que tú como emprendedor vas a pagar el total de la suma que pediste prestado. 

  • Sin garantía: Se establece un contrato entre la institución financiera y el acreedor, donde se establecen los plazos a pagar y posibles penalizaciones, en caso de falta de pago. 
  • Con garantía prendaria: Se otorgan cuando dejas en garantía un bien material como un vehículo o mercancía.
  • Con Garantía Fiduciaria:  Una empresa afianzadora, funge como intermediario y corresponsable para que la institución financiera correspondiente otorgue el pago. 
  • Con Garantía Personal: Se hace en acompañamiento de un aval, también conocido como obligado solidario. 
  • Con Garantía líquida: En este esquema pagas por avanzado una o dos mensualidades para que te otorguen el crédito y, dependiendo de la institución financiera, te devuelve el monto después de terminar de pagar o lo toma en cuenta como pago adelantado. 
  • Grupo: Se puede solicitar un crédito con un grupo de personas (el número de involucrados depende de cada institución financiera). 

Quiénes pueden ofrecer créditos simples a negocio en México

De acuerdo a la Condusef solo las empresas que estén bajo estas figuras legales, están autorizadas para ofrecer un crédito simple:

  • Instituciones de Banca de Desarrollo:Son los bancos tradicionales dedicados únicamente a impulsar el crecimiento económico de un país, a través del financiamiento de sectores productivos importantes. Estos no los debes confundir con la Banca Comercial, éstos son los que las personas ocupan para sus pagos, depósitos o retiros de efectivo. 
  • Instituciones de Banca Múltiple: Este tipo de banca, es prestar bajo una misma figura los servicios que de forma individual.
  • Sociedades Financieras Populares (Sofipo): Son entidades autorizadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores que pueden ofrecer servicios de ahorro, crédito e inversión popular en zonas geográficas. 
  • Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes): Son organizaciones que pueden otorgar créditos. En este grupo existen dos tipos las Entidades Reguladas (E.R) y las Entidades No Reguladas (E.N.R.), en el caso de las E.R. deben estar supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). En el caso de E.N.R. sólo deben relacionarse con la CNBV para prevenir lavado de dinero. Algunos ejemplos de este tipo de empresas son Kueski o Konfio

Vale la pena que todas estas instituciones están en constante supervisión por la Condusef, la CNBV para asegurar que operan legalmente y evitar que los consumidores que buscan alternativas para conseguir créditos sean víctimas de algún delito.

Cómo saber qué Instituciones Financieras son confiables

Si estás en la etapa de investigar tus opciones puedes verificar que se traten de instituciones registradas, a través del Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros de la CONDUSEF. Sigue este pequeño tutorial para corroborar que la institución en la que estás interesado esté registrado para dar este tipo de créditos: 

Entrar a la página del buscador y selecciona la opción de búsqueda por producto. Posteriormente da clic en la opción de crédito y después selecciona crédito simple. En la pantalla aparecerán las opciones por orden alfabético. Si deseas buscar una institución en específico para corroborar que esté registrada, puedes buscar el nombre de la entidad en la barra buscadora. 

5 Conceptos básicos crediticios

Es muy importante que al recibir tu oferta o contrato del crédito, entiendas los términos que vienen en el documento que recibas y conozcas cuáles son las implicaciones. 

    1. Acreedor o acreditante: Es el proveedor de servicios financieros que pone a disposición de una persona física o moral una cantidad de dinero que después debe ser cubierta por éste.
    2. Deudor o acreditado: Es la persona física o moral que solicita y utiliza la cantidad otorgada por el Acreedor o Acreditante y tiene la obligación de pagar la suma, con los intereses y comisiones pactados con la institución financiera.
    3. Plazo del préstamo: Es la cantidad de meses que el deudor o acreedor debe pagar para cubrir el préstamo solicitado. 
    4. Tasa de interés: Es el porcentaje por el valor total de la cantidad de dinero que vas a solicitar. En palabras más simples. Si tú rentas un inmueble, tienes que pagar el monto correspondiente por usar esa ubicación, lo mismo pasa con el dinero. Este porcentaje también te ayuda a identificar qué tan rentable va a ser la inversión que vas a realizar.
    5. TIIE: Es la tasa representativa que el Banco de México (Banxico) establece para las operaciones de crédito. Esta se calcula todos los días, por Banxico,  se divulga a través del Diario Oficial de la Federación (DOF) y puede consultarse en plazos de 28, 91 y 188 días.

Cuáles son los requisitos para pedir un crédito de negocios

Hay algunos créditos que solicitan aval, pero como vimos en el apartado de tipos de crédito, existen otros productos financieros que no solicitan garantías o establecen otra clase de condiciones de por medio. 

El mínimo indispensable, es que cuentes con la documentación de tu negocio para comprobar que tu operación es formal, está regulada y es legal.

Esta es la lista de documentos básica para solicitar un crédito simple (el más recomendable para las pequeñas, medianas y microempresas): 

Para Personas Morales:

  • Identificación oficial vigente con fotografía y firma del representante legal.
  • Solicitud de Crédito.
  • Acta Constitutiva de la Sociedad y Estatutos Sociales vigentes.
  • Poderes de los representantes legales (apoderados).
  • Comprobantes de ingresos (Estados de cuenta o declaración fiscal o estados financieros, etc).
  • Cédula de Identificación Fiscal (RFC) y Alta ante el SAT.

Para Persona Física con Actividad Empresarial: 

  • Solicitud de Crédito.
  • Identificación oficial vigente con fotografía y firma.
  • Comprobantes de ingresos (Estados de cuenta o declaración fiscal o estados financieros, etc.
  • Cédula de Identificación Fiscal (RFC) y Alta ante el SAT.

3 factores que debes evaluar antes de solicitar un crédito de negocio

credito-para-micronegocios

Estar endeudado es una frase que comúnmente se le atribuye mucho nerviosismo pero puede no tiene que ser así. Si ya estás pensando en pedir un crédito para tu negocio, probablemente ya has investigado cuáles son las opciones disponibles, así que es momento de analizar qué opción es la más conveniente para tu negocio. Aquí te ponemos 4 cosas que deberías evaluar en tu búsqueda:

Qué tan fácil será pagar el crédito

El crédito se hizo para adelantar compras o pagarla a plazos, así que de esta forma no sacrificas la liquidez de tu negocio. Con eso en mente, al analizar las posibles opciones para tu negocio debes aterrizar estos puntos: 

    • Qué cantidad necesitas: Cada línea de crédito tiene una cantidad límite que puedes pedir. Para definir este tema es preferible que cuentes con la asesoría de un profesional para revisar tus documentos financieros o contables. ya que si aplicas a un monto más grande de lo que necesitas incrementarás tu deuda innecesariamente. 
    • Cuál será el monto final a pagar: Calcula esto con los intereses y comisiones incluídos cuánto será en total lo que vas a pagar. Para esto, consulta si las páginas web de las instituciones que estés considerando cuentan con un simulador de crédito. En cuanto a los intereses a pagar, no te asustes. Recuerda que es una inversión y si el préstamo lo inviertes en tu actividad, puedes deducir los intereses de impuestos. 
    • En cuánto tiempo planeas pagar: De nuevo, si esta decisión la puedes hacer con el acompañamiento de un contador será mucho mejor. En este mismo sentido, otro aspecto que debes investigar muy bien son las condiciones de los pagos. Por ejemplo, pregunta si hay penalizaciones, pagos adelantados o atrasados, si estos éstos pueden automatizarse. Cuando sepas todos estos detalles, define bien un calendario y cómo este esquema cambiará tu flujo de efectivo. 

Que tan ágil es el proceso de solicitud

El tiempo es un factor importante (aunque no sea el principal) para decidir la institución financiera a la que solicitarás el crédito. En algunos casos, el proceso para solicitar un préstamo puede ser tardado por la cantidad de documentos que tengas que compartir o los extensos formularios que tengas que llegar.  Así que también es muy importante que antes de solicitar el préstamo determines cuánto tiempo podrás dedicar o si necesitarás los fondos en una fecha determinada. De esta manera será más fácil ir descartando opciones. 

Reputación de la institución financiera

Piensa en las instituciones que otorgan crédito como un nuevo proveedor. En teoría no harías tratos con un alguien que no hayas investigado previamente. En este caso, lo mejor es revisar en Internet las reseñas de otros negocios, no entregues documentos, ni proporciones datos de tarjetas si no estás seguro de la reputación de la empresa. Con ayuda de Internet ya no hay excusa para no investigar y estar seguros, además también puedes buscar el registro de la Condusef que mencionamos anteriormente.

Si estás pensando crecer tu negocio estos son los 4 errores que debes evitar

A lo largo de este texto hemos visto que un crédito principalmente sirve para crecer, aumentar la producción o expandir un negocio. Si este es tu objetivo entonces también debes tener en cuenta los errores que debes evitar a toda costa para que el crecimiento de tu negocio sea exitoso al mismo tiempo que cumples con el compromiso financiero. 

No analizar el comportamiento de la empresa

A lo mejor, piensas que es momento de crecer porque estás experimentando más demanda de lo usual. Por ello, antes de escalar las cosas al siguiente nivel es muy importante que te preguntes qué tan constantes es el incremento de la demanda, qué porcentaje de crecimiento representa. También antes de poner en marcha tus planes de crecimiento vale la pena que aterrices cómo va afectar la operación del negocio ¿hay algún proceso que debes ajustar?, si la respuesta es sí, deberás bajarlo a papel. 

No tener una estrategia

Un plan de negocios debe ser tu guía que te permita saber si en el crecimiento el valor agregado de tu producto debe evolucionar, si tus canales de distribución serán distintos y cómo impactará en los costos de operación. Teniendo en claro esto, junto con las metas y expectativas en corto, mediano y largo plazo, la transición puede llegar a ser más sencilla. 

No asesorarte

No se espera que como dueño de tu propio negocio seas experto en todo, así que lo mejor encontrar un buen asesor o incluso considerar un socio que complemente tus áreas de conocimiento financiero, comercial, de marketing, etc. Toma en cuenta que tu negocio ya tiene un valor y sin los conocimientos sobre temas legales, financieros, fiscales y operativos, el crecimiento del negocio puede verse afectado.

 No tener claras el estado de las finanzas 

¿Cómo se comporta el flujo de efectivo?,¿cómo es la estructura de capital de la compañía?, ¿tus estados financieros son saludables? Estas son preguntas, cuyas respuestas debes tener muy en claro antes de adquirir un crédito. Estés en crecimiento o no, saber el estado de las finanzas debe ser una disciplina rigurosa, puesto que al saber el registro del día al día de cuánto se vendió y cuánto se gastó, te ayudará a determinar el monto total que necesitas cubrir y el plazo de pagos que puedes cumplir. 

Fuentes: Banxico, CNBV, Condusef, INEGI

Por Sandra Torres

Suscríbete a nuestro newsletter

0 COMENTARIOS