4 elementos básicos para crear el plan financiero de tu negocio

No importa si tienes una startup o una empresa bien establecida, el plan financiero es imprescindible para lograr tus objetivos. A continuación te compartimos cuatro elementos esenciales.

  1. Estado de resultados

Este documento brinda una idea clara sobre los beneficios, así como las pérdidas económicas de tu negocio en un periodo determinado de tiempo (puede abarcar tres meses, seis meses o incluso un año). Conocido también como ‘estado de ganancias y pérdidas’, es fundamental para saber si tu negocio es rentable e identificar cuánto valor estás obteniendo por cada peso que invertiste.

Éste incluye datos que deberías consultar con tu contador(a), como:

  • Ventas netas: los ingresos obtenidos a través de la venta de bienes y servicios. Para calcularlo sumas el total de ventas y le restas las devoluciones y rebajas.
  • Costo de ventas: el dinero que utilizaste para fabricar/comprar un producto o servicio, sumando el costo de la mano de obra y la materia prima.
  • Utilidad bruta: los ingresos totales de tu negocio menos el costo directo relacionado con la producción y venta, o comercialización, de tus productos o servicios.
  • Gastos operativos, de venta y financieros: desde pagar la renta hasta cubrir los sueldos y pagar tus préstamos bancarios, todos los gastos involucrados en el funcionamiento de tu empresa deben tomarse en cuenta.
  • Impuestos: impuestos que debes pagar sobre la utilidad de tu empresa.
  1. Estado de flujo de efectivo

Es difícil que un negocio funcione sin efectivo, ¿cierto? Este documento revela las variaciones y movimientos de dinero: cuánto ha salido, cuánto se ha aprovechado y cuánto queda al final del mes.

La clasificación de movimientos de efectivo se basa en tres aspectos:

  • Actividades de operación - actividades principales y ordinarias de la empresa, como los pagos, los inventarios, los proveedores y los impuestos.
  • Actividades de inversión – pagar cuentas de largo plazo como los edificios y terrenos (propios o rentados), comprar maquinaria y utilizar equipos de transporte, por mencionar algunos ejemplos.
  • Actividades de financiamiento – deudas de corto y largo plazo, por ejemplo los créditos bancarios que conseguiste para financiar tu negocio.
  1. Balance general

Si necesitas conocer la situación financiera de tu compañía, te servirá mucho tener un balance general, que es un “resumen” de los activos (recursos para realizar operaciones), los pasivos (deudas y obligaciones) y el capital del negocio. 

¿Y qué significan estos conceptos aparentemente complejos?

Los activos son todos los bienes que tiene tu negocio, por ejemplo si compraste un local comercial o adquiriste una camioneta para transportar mercancías, entonces tienes activos. Por otro lado, los pasivos son las obligaciones o deudas que tienes con un banco o un proveedor.

El capital, por su parte, es el dinero o los bienes expresados en dinero que posee tu empresa; por ejemplo, si aportaste 10 mil pesos para mejorar tu negocio, esa cantidad cuenta como el capital que posee tu compañía.

Para hacer un balance general, los expertos recomiendan considerar estos elementos:

  • Activos
    • Caja y bancos – con cuánto dinero inicias en caja, con cuánto terminas al día, cuánto tienes invertido en el banco, etc.
    • Clientes – el dinero que te deben por prestar un servicio o el dinero que pagarán tus clientes si compraron algo a Mensualidades Sin Intereses.
    • Otros deudores – por ejemplo, si tomaras dinero de tu negocio o un empleado te pidiera un préstamo, deberás manejarlo como “otro deudor” para que ese préstamo regrese a tu empresa.
    • Existencias (en caso de tener inventarios).
    • Inmuebles, maquinaria y equipo – el local comercial, el vehículo utilitario, las computadoras, las terminales bancarias, los muebles... todo lo que beneficie al desarrollo del negocio cuenta.
    • Depreciación acumulada – este dato se basa en los porcentajes que marca el Servicio de Administración Tributaria en la Resolución Miscelánea Fiscal.
  • Pasivos
    • Proveedores – quienes suministran los servicios o materiales que necesitas para trabajar. Por ejemplo, pagar cada mes un software de administración o comprar materia prima para fabricar tus productos cuentan como pasivos.
    • Otros acreedores – otras personas o instituciones a quienes les debes dinero; pensa en cuando pagas un crédito bancario o cubres el leasing de un automóvil.
    • Impuestos por pagar.
    • Deudas a largo plazo.
  • Capital
    • Capital disponible – la diferencia de tu ingreso contra los gastos.
    • Utilidades retenidas – la utilidad (ganancia) que repartirás entre tus colaboradores. Ojo: estas utilidades no se reparten entre los socios o accionistas.
    • Utilidades del ejercicio – básicamente, el dinero que ganó tu empresa por los servicios o productos que ofreció durante un periodo fiscal específico.
  1. Proyección de ventas

Prepararse para las ventas futuras es el “pie del que muchas empresas cojean”. Proyectar las ventas es muy importante desde la perspectiva de los prestamistas y los inversionistas, ya que brinda cierta sensación de certeza en un mundo que cambia constantemente.

Lo que deberías tomar en cuenta para tu proyección de ventas es:

  • Tener muy claro el giro de tu negocio.
  • Hacer un estudio de mercado.
  • Realizar un presupuesto inicial donde determines:
    • Cuánto estimas vender.
    • Cuáles son tus gastos de operación.
    • Cuánto dinero necesitas ganar para cubrir esos gastos operativos, logrando una ganancia (que al principio será menor y aumentará poco a poco conforme evolucione tu negocio).

Estos son algunos elementos básicos del plan financiero; recuerda que lo mejor es consultar a diferentes especialistas, llámense contadores o analistas financieros, para cimentar el camino del éxito. La idea es lograr que tu crecimiento sea continuo y duradero.

En Clip sabemos que administrar un negocio no es una tarea sencilla, pero nos encanta darte ideas para mejorar tu negocio, siempre. ¡No te pierdas nuestras publicaciones y descubre cómo aceptar tarjetas de crédito para incrementar tus ventas! Visita clip.mx.

octubre 02, 2018

PRODUCTOS CLIP