BLOG > Tips de Negocios > Cómo reinventar mi negocio tras el covid-19

Cómo reinventar mi negocio tras el covid-19

25/05/2020 12:35:25 PM

Negocios después del covid

La actualidad de los negocios es complicada, ninguna industria (a menos que seas un laboratorio médico o farmacéutica) la está pasando bien y por ahora están malabareando con modificar su modelo de negocio, diversificarlo, buscar nuevos productos o servicios y hasta cerrando temporalmente.

Pero ¿qué puedo hacer para que mi negocio continúe en el mercado? Es una pregunta no tendrá respuesta si no se sientan bases previas. Así que lo primero que debes hacer es ver cómo está funcionando tu negocio, qué cambiarías; es el momento adecuado para realizar las preguntas correctas y actuar a tiempo para que no te gane tu competencia.

Ahora mismo la pregunta que te debes hacer es ¿qué necesita el mundo y que mi negocio pueda ofrecer? Esto te ayudará para en el mediano y corto plazo, establecer el futuro y de qué manera puedes modificar tus servicios para seguir en el mercado aún después de la contingencia.

Revisa que hay a tu alrededor, tus recursos disponibles y comienza cuanto antes, eso sí, al inicio no des un vuelco radical porque tus clientes no van a entender tu nuevo cambio, si por ahora eres una solución a algunos, continúa así y ofrece un abanico más amplio de posibilidades.

Tómalo con calma y recuerda que muy probablemente tus clientes se enfrentan a las mismas tensiones e incertidumbres que ahora mismo tienes, no se trata de ser el salvador de todos, pero sí el que los entiende y los acompañará en este cambio mundial que está por llegar.

Ten presente lo siguiente: las cosas que querían de ti ayer no son necesariamente las mismas que necesitan hoy, piensa en las circunstancias que vienen podrán confiar en tí porque eres conocido y si estableces una nueva forma de trabajo, venta o mercado, tendrás más posibilidades de vender y hacer más rentable porque les generaste confianza en esta época.

Sé relevante para tus clientes

distancia en negocios

En esta temporada seguramente te está costando mucho destacar tus productos o servicios entre tus clientes porque muchos de ellos, seguramente, no se permiten comprar porque tuvieron que tomar la decisión de permanecer en casa o seguir trabajando con la posibilidad de contagiarse de covid-19.

Así que por el bien de ellos y los que los rodean, tomaron la decisión de permanecer en sus casas y vivir con lo poco o mucho que tenían juntado (muchos dejaron de recibir un sueldo) y adquirir los productos o servicios que vendes se volvió en casi un lujo.

No te queda más que aguantar y apoyarlos, crear contenido que les pueda ayudar (enséñales a hacer la versión casera de tu producto) junta a distintos clientes y arma un grupo para unirlos podrías ser el punto de encuentro virtual para que ninguno se sienta solo y juntos pasen mejor la cuarentena.

Si ahora los apoyas de manera significativa y estás presente con la intención de ayudarlos (sin que tengas un trasfondo de ventas) con el paso del tiempo pagará grandes frutos como confianza, lealtad y, en última instancia, ingresos. 

Sabemos que es un momento difícil, pero si tu labor de venta es incisiva y no dejas espacio para respirar, quizá no sea buen momento para hacerlo porque te debe quedar claro que es momento de ayudar, aunque sabemos la urgencia de vender y generar ganancias, así que mejor establece un plan financiero que hoy te sirva para sembrar y después para cosechar.

Si nunca paraste de vender, comparte con ellos la razón detrás de esa decisión y siempre sé sincero, ofréceles un producto o servicio de acuerdo a sus necesidades reales y del momento. No es lo mismo dar el mensaje de “tenemos esta maravillosa oferta para aquellos que están en casa” a "hemos pensado mucho en lo que está pasando y hemos desarrollado una solución que creemos que te ayudará", suena casi igual pero el segundo se nota con mejor voluntad pensada en tus clientes.

Eso sí, cada empresa es única e importante a su manera para sus clientes, así que puedes seguir añadiendo valor que permitirá que te sigan viendo como una solución, sin embargo, esto servirá para este momento y es necesario que mientras vaya avanzando la pandemia, trabajes en un plan que permita atender los nuevos desafíos que se presenten.

Abraza tus fortalezas

distanciamiento social

El desarrollo de tu negocio debe ir de la mano con tus fortalezas, así que si estás pensando en cambiar de giro, no conoces nada al respecto y de ninguna manera estás preparado para ello, no es la mejor opción del camino que deberás seguir, así que piensa en lo que eres fuerte y tómalo como base para construir el futuro venidero.

Si aún no conoces tus fortalezas es momento de crear un alista con todo lo que consideres como tus puntos fuertes, complementa esta información con ideas de tus socios, clientes y hasta de tu competencia, al conocerlos tendrás la capacidad de explotarlos, desarrollarlos y cuidarlos.

Al tener en claro cuáles son tus puntos fuertes, puedes convertirlos en un beneficio o extra dentro de tus productos o servicios. La idea es que eso bueno que tienes entre tus fortalezas se haga todavía mejor, ya que no por ser una ventaja se deba dar por hecho, lo importante es que estés en constante aprendizaje que te permita pulir lo que ya es bueno y sea mejor.

Para ayudarte un poco más al camino que debes tomar hazte estas preguntas que te darán una guía para marcar tu camino:

- ¿Qué fortalezas he construido en mi empresa en el último año?

- ¿Qué fortalezas quiero usar más en este año?

- ¿Cuáles son las fortalezas clave que necesito utilizar más?

Algo importante es ser optimista, no lo confundas con ser ingenuo, ya que ser optimista te permitirá ver un panorama favorable para lo que está por venir. Para que eso suceda, deberás planear muy bien tener una base fundamental que te permita tener una perspectiva optimista, pero también realista.

Verás que al aprovechar tus fortalezas y explotarlas, te permitirá ver en circunstancias desafiantes oportunidades. El siguiente paso es que mantengas tus expectativas de acuerdo a tu capacidad y no olvides ser honesto contigo mismo. Verás que encontrarás una solución, sin importar cuán complicada esté la situación.

Por Efrén Pineda

Suscríbete a nuestro newsletter

0 COMENTARIOS