BLOG > Tips de Negocios > Aprovecha las temporalidades en tu negocio

Aprovecha las temporalidades en tu negocio

4/10/2019 12:33:57 PM

En tu estrategia de ventas y crecimiento de negocio, es indispensable que tengas en mente todas las temporalidades que puedes aprovechar para ofrecer promociones, aprovechar el empuje de un festejo y vender más de tu producto o servicio por la demanda del momento.

Casi todas las festividades que tenemos marcadas en el calendario son el pretexto perfecto para que vendas más, por ejemplo, celebraciones como el día del padre, la madre, el abuelo e incluso el día del amigo. También las celebraciones estacionales como primavera, día de muertos, navidad, año nuevo y todas las que se te ocurran pueden ser un gran momento para vender más.

"Conoce el momento ideal para aprovechar una festividad, no es forzoso formar parte de ella si el tema no es acorde a tu industria"

Eso sí, es importante que sepas en qué momento sumarte a las festividades, podrías pensar que cualquiera es buen momento para ofrecer alguna promoción, pero si no van con tu mercado o producto, mejor evítalas. Por ejemplo, ¿cómo te sumarías al día de muertos si eres un taller mecánico? En este caso quedaría mejor el día del padre y así ofrecer algo que tu sector esté interesado.

Planea y anticípate

Ya dijimos que es importante que conozcas a tu sector y producto, así que esa es tu primer tarea. Cuando conozcas quiénes y qué es lo que quieren, puedes planear algunas promociones para ellos. Lo ideal es que generes un calendario y marques los días importantes, hay casos muy específicos donde tus compradores estén celebrando algo en exclusiva, como por ejemplo el día del fotógrafo o el día del pintor.Calendario

Una vez que tengas identificados los días en los que ofrecerás alguna promoción, es momento de elegir de qué tipo. Piensa que un descuento, no es por decisión propia, deberás considerar tus costos y ganancias. Si tu intención es vender mucho, establece una meta que debes cumplir para que valga la pena tener un descuento directo. En caso de que esté fuera de tus alcance, no es lo único que puedes ofrecer.

Las promociones de descuento directo son las que más interesan, pero no las únicas. Así que puedes hacer pequeños regalos que complementen la compra que acaban de realizar, esto te tomará una inversión menor en comparación del descuento que puedes ofrecer y lo verán como un servicio al cliente extra. Piensa en un el taller mecánico, si no puedes bajar tus costos, ofrece un servicio complementario como el chequeo o ajuste que sea sencillo para ti y tu cliente lo note.

Otra promoción que puedes ofrecer es una forma de pago diferida, como los meses sin intereses y para ello, lo único que necesitas es contar con una terminal para cobrar con tarjeta de crédito. La forma más fácil de obtenerla es con una terminal móvil, solo la adquieres, creas tu cuenta y listo. Eso sí, recuerda que cualquier promoción que tengas, deberá durar un tiempo limitado que de sensación de urgencia.

Todo deberá estar listo a más tardar un par de semanas antes del día planeado, para que tengas tiempo de comunicarlo con tus clientes a través de diferentes canales.

Ofrece promociones

El día del evento, es importante que todos los que acudan sepan que estás dando una promoción. Así que encárgate de comentarlo con todos los que acudan a tu negocio y decirle las ventajas de aprovecharla. Si hiciste bien tu trabajo previo, la gente acudirá a tu llamado.

Utiliza todo lo que tienes a tu mano para dar a conocer tu promo. Usa tus redes sociales y no dejes de hablar de eso, si tienes una página web es un gran momento para anunciarla con bombo y platillo o simplemente manda a hacer volantes que comuniquen tu gran promoción.

Una vez que termine tu promoción, es importante que evalúes tus resultados, como comentamos anteriormente, al lanzarla deberías establecer una meta para que sea redituable y que tus esfuerzos valgan la pena. Si funcionó, quizá la puedas implementar para otra ocasión y si no resultó como esperabas, siempre puedes modificarla para mejorar y no repetir los fallos.

En resumen, establece qué temporalidad se acomoda a tu negocio, la promoción que te conviene y va a traer más ganancias, y al final mide todos tus resultados para saber si fue una gran idea o no encajas en esa temporalidad. Si lo haces correctamente, verás que con el paso del tiempo, tus clientes esperarán el día para ser parte de las promociones.

Por Efrén Pineda

Suscríbete a nuestro newsletter

0 COMENTARIOS