BLOG > Tips de Negocios > ¿Cuándo es buen momento para pedir un préstamo?

¿Cuándo es buen momento para pedir un préstamo?

14/09/2020 09:30:00 AM

cuando pedir un prestamo
El covid-19 lastimó la salud, pero también la estabilidad de los negocios y los más golpeados fueron las micro y pequeñas empresas porque eran las menos preparadas para una baja actividad. Según el registro mundial, las pymes formales representan hasta el 60% del empleo en el mundo y el 50% del PIB mundial.

Si durante esta jornada de distanciamiento social tu negocio no le fue tan bien y estás buscando un préstamo para darle una ayudadita, primero deberás de agotar todas tus posibilidades antes de pedir un préstamo a cualquier institución y después recurrir a esta opción.

No decimos esto porque sea malo, sino porque usualmente los negocios creen que es la primera solución que tienen. Sin embargo, no se dan cuenta que esto podría convertirse en un problema en caso de no poder pagar las mensualidades, en caso de que el negocio no resurja y comience a vender lo necesario.

¿Cuándo pedir un préstamo?

Por ahora, lo más recomendable es para las empresas que son “viables”, es decir, aquellas industrias que se vieron beneficiadas en esta temporada, como el caso del sector alimenticio, farmacéutico y aquellos considerados indispensables.

En caso de que estés fuera de estas ramas, tomar un préstamo podría ser aún más peligroso para tu negocio que no hacerlo, ya que conlleva más responsabilidades. Sin embargo, si tienes una administración muy cuidadosa en todas tus entradas y salidas de dinero, tienes oportunidad de pedir uno.

Los negocios que tienen este compromiso del registro diario, están en la posibilidad de pedir un préstamo porque saben exactamente cuánto dinero necesitan para mejorar, pero también conocen su capacidad de pago, por lo que será fácil para ellos saber en qué utilizar el préstamo y lo utilizan conscientemente en ello.tecnologia y prestamos

No se trata que las demás empresas no lo hagan, sino de que se den cuenta que no les convendría hacerlo, ya que muchas veces eso podría derivar en grandes problemas financieros, llevarlos a buró de crédito y hasta cerrar el negocio por la incapacidad de pago.

De hecho, si desde ahorita tienes problemas de pago debido a los bajos ingresos, lo mejor es ni siquiera pensar en un préstamo y ver cómo resolver tu situación actual a través de tratos con tus proveedores, prestamistas y cualquier otra persona con la que tengas deudas, para trabajar en periodos de pago que estén en tus capacidades.

El problema de solicitar un préstamo

Quizá el principal problema de todo esto es que te autoricen un préstamo por la cantidad que estás solicitando, que de acuerdo al periódico el Universal, el promedio es de 995 mil pesos basado en una proyección de gastos. Y esta cantidad no se otorgará tan fácil a cualquier empresa.

Es ahí, donde el acceso a la financiación se ve interrumpido a las pymes, y debido a esto, muchas a pesar de tener una buen registro, así como una solvencia clara, se les complica porque muchas veces no tienen un historial crediticio, cuentas empresariales o algo que avale los ingresos netos del negocio.

Es buena idea pedir un préstamo

Sumado a esto, muchas instituciones financieras, como los bancos y las compañías de seguros, exigen una calificación crediticia a quien quiera aplicar una propuesta de crédito. A pesar de que las pymes hacen una contribución masiva a la economía nacional, la ausencia de calificación crediticia hacen que les resulte difícil obtener fondos de las instituciones financieras.

Pero no todo está perdido, ya que existen diferentes soluciones de préstamos que no miran historial, el buró de crédito y se basan en la información que generas al utilizar sus productos o mediante la búsqueda en bases de datos que les permiten establecer claramente el préstamo que te pueden ofrecer, con base en la capacidad de pago que tengas.

Así que si estás buscando un préstamo, recuerda que debes mantener una administración clara, tener un registro claro y conciso de lo que quieres hacer con ese préstamo y sobre todo, que se convierta en un apoyo para crecer, impulsar y mejorar tu negocio, no simplemente para salir de un apuro momentáneo.

Si todavía tienes dudas, tenemos una entrada donde explicamos a mayor detalle en qué debes fijarte y todo lo necesario para solicitar un crédito para tu negocio.

Por Efrén Pineda

Suscríbete a nuestro newsletter

0 COMENTARIOS